Cuba 11 enero 2022

Ola de robos en Cuba obliga a los restaurantes a recortar su horario de entrega a domicilio

"Los chóferes han formado crisis por todo este problema de los asaltos, tienen miedo de andar por la noche", asegura un empleado privado

Según publica Periódico Cubano La ola de violencia en las calles de Cuba ha obligado a dueños de negocios a modificar y/o suspender los servicios de entrega a domicilio de sus productos.

En los últimos meses, son numerosas las denuncias por robos y asaltos en diferentes provincias de la Isla, fundamentalmente a propietarios de motos eléctricas que se dedican a la mensajería.

“Por motivos de seguridad hemos decidido reducir el horario en el que estará habilitado nuestro servicio de envíos a domicilio”, informó en sus redes sociales el restaurante La Rosa Negra, ubicado en Nuevo Vedado, en la capital cubana.

Solo se repartirá comida, según un post en Facebook, hasta las 6:00 p.m. para evitar que el personal de entrega se exponga en horas de la noche, cuando suelen ocurrir los atracos debido a la mala iluminación de las calles y la inexistencia de cámaras de seguridad que registren los incidentes.

Embed

Los internautas agradecieron la decisión del administrador del restaurante, pues reconocen que las ciudades cubanas ya no son seguras. “Ojalá los demás sitios dejaran de pensar tanto en el dinero y más en la seguridad de sus moteros, que garantizan gran parte del funcionamiento del local, al igual que todos los que trabajan”, comentaron.

“Esta es solo una de las muchas medidas que se tendrán que ir tomando en diferentes sectores y por supuesto todo el mundo en la calle por la falta de seguridad. Me da muchísima pena”, agregó otra persona.

A través de las redes sociales numerosos usuarios han compartido sus experiencias tras ser atracados en semáforos o por calles para sustraer sus motos, así como teléfonos celulares y otros objetos de valor.

Ante el creciente temor de los ciudadanos, que ya no se sienten seguros en la Isla, el Ministerio del Interior (Minint) emitió una nota oficial donde negaba que los robos de motos eléctricas fuesen ciertos.

Son “sucesos ocurridos en años anteriores o noticias falsas, con la pretensión de generar un clima de impunidad e inseguridad ciudadana en medio de las festividades de fin de año”, decía el texto donde una vez más las autoridades intentaban tapar el sol con un dedo.

Para el Minint las denuncias son parte de una estrategia que pretende dañar la imagen de la “Revolución” y justifica los atracos con “el descuido de las víctimas” y “la desprotección del bien en la vía pública”.

Fuente: periodicocubano.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario