Cuba 15 octubre 2021

La economía cubana no va a crecer el 6% esperado, reconoce el Gobierno

El ministro de Economía, Alejandro Gil, ajusta a la baja los pronósticos de un PIB del 6% en 2021

Cuba aspira a un crecimiento "moderado" del 2,2% en 2021, para dar paso luego a una etapa de recuperación "gradual" de la economía, tras el desplome del 11% del producto interior bruto ( PIB) registrado en 2020, afirmó el jueves el ministro de Economía, Alejandro Gil.

El también viceprimer ministro aseguró en una conferencia de prensa que la situación sigue siendo "compleja" debido al impacto negativo de la pandemia, el endurecimiento de las sanciones económicas de Estados Unidos y el aumento de la inflación, según el reporte de EFE.

La proyección ofrecida ahora contrasta con la de mayo último, cuando el Gobierno pronosticó un crecimiento del orden del 6% después de la dura caída del PIB de 2020.

La cifra, no obstante, coincide con el crecimiento de la Isla pronosticado a inicios de septiembre por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). El 2,2% de incremento del PIB en Cuba será apenas superior al de Venezuela (-4%) y Haití (-1,3%), según el organismo regional.

Todos los indicadores económicos de Cuba provienen del Estado cubano, no se auditan en el exterior y son difíciles de contrastar, ya que La Habana no forma parte de organismos internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según el también titular de Economía y Planificación, la fase de "recuperación gradual" estará enfocada en controlar la inflación, sostener el sistema electroenergético nacional para minimizar el impacto de los apagones y mantener la atención a las personas vulnerables.

La inflación y devaluación del peso cubano (CUP) se dispararon en enero de este año con la puesta en marcha de la denominada "Tarea Ordenamiento", un paquetazo económico que incluyó la unificación monetaria y cambiaria, el incremento de los precios, salarios y la reducción de los subsidios, pero que ha desembocado en la dolarización de la economía y una inflación que se ve acompañada por el agravamiento de la escasez de toda clase de productos de primera necesidad, sobre todo de alimentos y medicinas.

Bodegas Cuba

Al respecto, Gil admitió que no existe un dato oficial sobre la inflación, pero mencionó como medidas para controlarla la exención de impuestos a las formas de gestión no estatal y a las importaciones de alimentos y medicinas por parte de los viajeros que llegan al país, una medida que solo estaría vigente hasta diciembre venidero.

El ministro refirió que la clave para eliminar el incremento de los precios y aumentar el valor de la moneda local es incrementar la oferta, una cuestión que no se ha resuelto a pesar de que incluso Raúl Castro la ofreció como fórmula mágica para solucionar los problemas del modelo económico local durante sus diez años al frente del Gobierno.

Comentó al respecto que la entrada de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) como uno de los actores económicos reconocidos por el Estado permitirá desarrollar ofertas para suplir algunas necesidades, aunque "no resuelven el problema".

Los productos básicos y alimentos en oferta hoy en Cuba se concentran sobre todo en la cadena de tiendas de pago exclusivo en divisas extranjeras que administra el conglomerado empresarial de los militares GAESA. Ello, pese a que la mayoría de la población cobra sus salarios en pesos cubanos.

A esta situación se suma el impago a los acreedores internacionales de La Habana, sobre todo al Club de París, principal acreedor de la Isla.

Las autoridades cubanas acusan a Washington de haber aprovechado la pandemia del Covid-19 para aumentar la presión sobre el Gobierno. Sin embargo, según datos públicos de EEUU, ese país es hoy el principal exportador de alientos a Cuba, a pesar de las regulaciones del embargo.

Según el Gobierno, las sanciones de EEUU provocaron en el último año pérdidas récord de 9.157 millones de dólares, la cifra más alta denunciada desde que se impusieron las sanciones estadounidenses hace casi seis décadas.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario