Carlos Giménez 07 julio 2020

Cierre de restaurantes provoca batalla política en el condado Miami-Dade, con dueños de negocios temiendo lo peor

Los propietarios aseguran que ellos no son los culpables del aumento de casos, pues han seguido al pie de la letra cada una de las regulaciones establecidas.

Oficiales electos apoyan a estos negocios que han cumplido todos esos protocolos y tienen que cerrar sus puertas una vez más, lo que puede hacer que muchas de estas empresas desaparezcan.

Para Martín Cárdenas, dueño de Cancún Grill, que su restaurante no pueda recibir clientes en su interior será una decisión muy dura.

Embed

Como él, Liliana Tudela, quien tiene cinco negocios en el condado, asegura que un segundo cierre es devastador, después de una inversión de miles de dólares para adaptarse a las reglas exigidas por el Departamento de Salud.

La decisión del alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, de que a partir de este miércoles 8 de julio los restaurantes solo trabajen atendiendo clientes en exteriores y para recogida o entrega de comidas, ha levantado una tormenta política local, con oficiales electos exigiendo que dé marcha atrás a esta orden.

Giménez defendió su plan en medio del aumento de casos de coronavirus a nivel local.

Quienes sintieron un respiro fueron los dueños de gimnasios, que podrán abrir bajo estrictas medidas.

Los restaurantes reabrieron en el condado el pasado 18 de mayo. Según The Miami Herald, de 33 establecimientos cerrados a nivel condal por violaciones de regulaciones relacionadas con el coronavirus hasta finales de junio, sólo tres eran restaurantes.

Fuente: Daniel Benitez / AmericaTeVe

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario