Cuba 06 diciembre 2021

La Cuba del Recuerdo / El día del médico en Cuba.

En la convención Panamericana celebrada en Dallas, Texas en 1953 se acordó celebrar el 3 de Diciembre, en honor al médico cubano Dr. Carlos Juan Finlay (1833-1915) como el Día Del Médico Americano, fecha de su nacimiento. El Dr. Finlay fue el descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla, el mosquito Aedes aegipty, salvando así millones de vidas. Pudiéndose llevar a cabo megaobras tales como el Canal de Panamá. La construcción del Canal de Panamá sufrió desde un principio, el azote de la terrible enfermedad Fiebre Amarilla, los trabajadores caían muertos “como moscas” debido a ella. No se sabía cómo se transmitía de un enfermo a otro, la situación era caótica, a tal extremo que se pensó parar tan importante obra para la civilización. El Dr. Finlay, médico científico m, muy conocido, fue llamado para investigar la incógnita. El había desarrollado la ciencia Metaxénica sobre la existencia de vectores que transmiten enfermedades. En otras palabras: la existencia de un agente transmisor de una enfermedad. El fue a la zona del canal y en sus investigaciones descubrió que había un mosquito el Aedes aegypti que picaba a un enfermo chupándole la sangre y después picaba a

una persona sana transmitiéndole la enfermedad, o sea que el mosquito era el agente transmisor o vector. Inmediatamente comenzó un plan para eliminar y evitar su reproducción, con insecticidas y regando con petróleo el agua depositada para que las larvas no puedan sacar su tubito para respirar mientras se convierten en mosquitos, y se terminó el mortal azote de la fiebre amarilla pudiéndose terminar la megaobra del Canal de Panamá.

Los estudios científicos del Dr. Finlay pudieron terminar así con muchas enfermedades que no eran transmitidas de enfermo a enfermo, sino a través de agentes transmisores o vectores.

Mi papá era Médico y Dentista, graduado de la insigne Universidad de La Habana y siempre disfruté desde muy pequeño con el las celebraciones del día del médico y del día del dentista (3 de Octubre) en nuestra Cubita linda, con conferencias, visitas a los panteones del médico y del dentista en el cementerio de Colón, culminando todo con tremendas fiestas en el muy ilustre Centro Gallego de La Habana. El médico era tremendamente respetado en Cuba como una persona que va a los extremos para cuidar nuestra salud, yo he visto a un médico estar sentado al lado de un enfermito crítico, en un sillón, día y noche durante más de un mes, visitando su casa unos minutos nada más durante ese tiempo; salvándole la vida a ese enfermito. Me refiero al insigne Galeno Dr. Pimentel de la sala neonatal del Merci Hospital, el enfermito con neumonía bilateral era mi lindo nietecito Gabriel que hoy tiene 23 años, graduado de UM como ingeniero mecánico, futbolista y cocinero de hobby.

Y yo me refiero al Dr. Pimentel, como San Pimentel.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario