Cuba 17 junio 2021

Cuba obliga a exiliados a pagar paquete en divisas antes de aterrizar

El régimen de Cuba anunció nuevas restricciones para cubanoamericanos que deseen viajar a la isla por Varadero o Cayo Coco

Si usted es un cubano residente en el exterior y piensa viajar a la isla por los aeropuertos de Varadero o Cayo Coco deberá presentar una factura que demuestre que compró un paquete de aislamiento en divisas en hoteles designados por el régimen, informó este jueves el Ministerio de Turismo (Mintur) de Cuba.

Aunque la medida ya era efectiva desde el cinco de junio, el régimen dejó claro que aquellas personas que no cuenten con la divisa suficiente para pagar el paquete de aislamiento no podrá volar a Cuba.

Analistas creen que se trata de un nuevo golpe contra el mercado informal, puesto que Varadero y Cayo Coco son los destinos escogidos por las mulas que viajan desde Rusia para abastecer el mercado paralelo que compite con las tiendas dolarizadas del gobierno.

El aislamiento será por un término de siete días con seis noches, en instalaciones turísticas, “asumiendo el costo del paquete de aislamiento en MLC, en la provincia de arribo”, dijo el Mintur.

El Ministerio de Turismo aseguró que la reserva debe contar con la transportación desde el aeropuerto hasta el hotel seleccionado por el turista o cubano que resida en el extranjero.

“Los paquetes de aislamiento, podrán adquirirse a través de nuestras agencias de viajes nacionales, en los burós de turismo antes de viajar; o reservarlos en el exterior, a través de los turoperadores que comercializan el destino Cuba. Esta implementación entrará en vigor a partir del próximo 20 de junio”, añadió el Mintur.

A comienzos de junio el Mintur comenzó a comercializar las ofertas destinadas a cubanos residentes en la isla que arriban al país por Varadero o Cayo Coco, en vuelos procedentes fundamentalmente de Rusia, y que oscilan entre los 300 y 800 dólares.

Cuba anunció la semana pasada que prohibirá los depósitos en dólares en bancos e instituciones del régimen. La medida ha desatado una fiebre del euro, la nueva divisa aceptada en la isla, que ha dejado sin fondos a varias casas de cambio en Miami.

La isla comunista, que se enfrenta a su peor crisis en 30 años, necesita desesperadamente divisas para afrontar el pago a los proveedores de mercancía y pagar la deuda externa. El régimen importa el 80 por ciento de lo que se consume en el país debido a la ineficiencia del sistema de corte soviético por lo que obtener un rápido acceso a divisas es cuestión de vida o muerte.

“Cada día complican más las cosas. Mandar remesas a Cuba ya es un dolor de cabeza. Viajar allá también es muy complicado y el gobierno cada día lo complica más. Creen que somos una alcancía de la cual pueden sacar todo el dinero que deseen”, dijo Irlén Rodríguez, un cubanoamericano de Hialeah en conversación telefónica con este diario.

“Tengo a mis hijos en Cuba. Deseo ir a verlos con todo mi corazón, pero aquí la vida cada día está más cara y allá también nos lo complican. Estoy entre la espada y la pared”, agregó.

Sígueme en Twitter y Facebook: @MarioJPenton.

Fuente: Mario J. Pentón

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario