Barack Obama 24 octubre 2016

Nuevas medidas: Empresas de EEUU pueden firmar contratos en Cuba

Los dueños de franquicias estadounidenses de restaurantes o distribuidores de neumáticos pudieran negociar contratos en el futuro en Cuba. Una a firma de ingeniería o arquitectura pudiera trabajar en un proyecto de transporte o un nuevo hospital en la isla. Y un viajero estadounidense pudiera llenar la maleta de puros de primera clase o rones de exportación.

Todos estos escenarios son posibles, al menos teóricamente, a tenor con los nuevos cambios normativos implementados por el gobierno del presidente Barack Obama como parte del acercamiento de Washington a La Habana.

“Estos cambios no son sólo de naturaleza técnica”, dijo Andy Fernández, abogado de Miami y jefe del Equipo Cuba del bufete de abogados Holland & Knight. “Otorgan autoridad adicional y tienen por fin aumentar la actividad comercial con Cuba”.

El más importante, dijo, es un cambio que permite a empresas estadounidenses firmar contratos contingentes o memorandos de entendimiento vinculantes.

Ahora ejecutivos estadounidenses pueden ir a Cuba, discutir transacciones de negocios prohibidas por el embargo e incluso firmar contratos de cumplimiento obligatorio, supeditado a recibir autorización futura de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro o al momento que Estados Unidos levante el embargo.

Anteriormente, las compañías norteamericanas que querían negociar acuerdos que son excepciones al embargo tenían que recibir autorización previa de la OFAC. Ese proceso demora unos 9 meses y algunos ejecutivos han dudado en dedicar el tiempo y la energía que exige el proceso.

“Antes podían ir a Cuba a tantear el terreno, pero no podían firmar ningún contrato sin autorización previa”, dijo Fernández.

ohn Kavulich, presidente del U.S.-Cuba Trade and Economic Council, calcula que 3,000 representantes de empresas estadounidenses han estado en Cuba, pero dijo que la mayoría no viajó con una visa de negocios ni se reunió con funcionarios cubanos.

El cambio, explicó Fernández, pudiera hacer de Cuba una propuesta más atractiva para las grandes empresas.

En el lenguaje burocrático de los cambios más recientes hay otras cuatro reglas que pudieran resultar significativas.

▪ Puertos: Anteriormente, los barcos de otros países no podían cargar o descargar material en puertos estadounidenses durante los 180 días siguientes a tocar puerto en Cuba.

Kavulich dijo que eliminar esa regla “es una ayuda inmensa” para el puerto cubano del Mariel, pero dijo que también beneficia a compañías de flete y puertos estadounidenses, así como puertos en el Caribe.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article110058162.html#storylink=cpy

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article110058162.html#storylink=cpy

Fuente: elnuevoherald.com/MIMI WHITEFIELD

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario