Trump 08 abril 2021

El Gobierno de Biden considera construir los "huecos" faltantes del muro con México, según reporte

Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, dejó entrever que probablemente se reanudará la construcción del muro fronterizo

Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, dejó entrever que probablemente se reanudará la construcción del muro fronterizo para terminar de llenar todos los “huecos” de la valla actual que separa a México de su vecino del norte.

Según el diario The Washington Times, el secretario presentó un informe a los empleados del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) sobre los planes a futuro. Mayorkas les habría dicho que si bien el presidente Joe Biden canceló la “emergencia nacional” impuesta por su antecesor Donald Trump en materia de migración, esto no implicó necesariamente que se dejaran de “tomar decisiones”.

Por esa razón, explicó, se ha tomado la iniciativa de continuar atendiendo ciertas áreas del muro que necesitan una renovación, “proyectos particulares que necesitan ser terminados”, detalló en el informe. Algunos de esos ajustes, aclaró Mayorkas, incluirán “brechas”, “puertas” y “áreas específicas“ en las que, si bien sí se pudo completar la valla fronteriza, aún no se ha podido “implementar adecuadamente la tecnología”.

Al discutir el plan, presentado por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), Mayorkas dijo a los asistentes a la reunión que no se trataba de “una sola respuesta a una sola pregunta. Hay diferentes proyectos que el jefe de la Patrulla Fronteriza ha presentado y el comisionado interino de CBP me presentó“.

A principios de febrero el presidente estadounidense Joe Biden puso fin de manera oficial a la “emergencia nacional” que el entonces mandatario Donald Trump declaró a fin de usar dinero del Pentágono para construir un muro a lo largo de la frontera con México.

La Casa Blanca publicó una carta de Biden a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en la que notificaba al Congreso que había rescindido la proclama de febrero de 2019 hecha por su predecesor.

En su carta, el presidente dijo que la declaración de emergencia nacional hecha por Trump había sido “injustificada” y que él había dado la instrucción de que “ni un dólar más de los contribuyentes estadounidenses sea destinado a construir un muro fronterizo”. También ordenó una revisión de todo el dinero gastado en el proyecto hasta la fecha.

image.png

Trump hizo del muro un tema central de su primera campaña presidencial, y prometió construir uno que abarcara la frontera entera y que México pagaría por él.

También se hizo de cerca de 6.000 millones de dólares de fondos militares bajo la emergencia nacional que él mismo declaró después que el Congreso se negó a aprobar el monto que deseaba para el muro, llevando al paro de actividades del gobierno más largo en la historia del país.

La Corte Suprema ratificó una impugnación legal a las medidas de Trump en una votación de 5-4 en julio de 2019.

Para finales del gobierno de Trump, Estados Unidos había completado más de 720 kilómetros (450 millas) de construcción de nuevo muro a lo largo de la frontera de 3.145 kilómetros (200 millas). Gran parte de la construcción se efectuó en zonas donde ya existía algún tipo de barrera.

Funcionarios del gobierno de Trump dijeron que el muro fronterizo había reducido las actividades de traficantes y los cruces ilegales de personas en la zona limítrofe, donde facilitó las detenciones.

Los detractores argüían que había formas para una vigilancia policial más efectiva y que tramos del nuevo muro dañaron zonas ambientalmente delicadas o se hicieron en lugares donde no era necesario. También hubo terratenientes que objetaron la confiscación de terrenos para el proyecto.

De acuerdo con datos preliminares de la agencia Reuters, las autoridades estadounidenses detuvieron a más de 171,000 migrantes en la frontera con México en marzo.

El mayor total mensual en dos décadas y la más reciente señal del creciente reto humanitario al que se enfrenta Joe Biden. El total incluye unos 19,000 niños migrantes no acompañados y 53,000 miembros de familias que viajan juntos, según las cifras preliminares. Los adultos solteros representan aproximadamente 99,000.

Fuente: infobae.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario