Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
ICE

Exjueza del régimen cubano detenida en un centro de ICE en Broward pidiendo Asílo Político dice que no encuentra abogado

La exjueza dice que al llegar al centro de detención en Broward, todos, tanto oficiales como detenidos, ya conocían su historia

Melody González Pedraza, exjueza cubana detenida en el Broward Transitional Center (BTC) en Pompano Beach, Florida, enfrenta dificultades para encontrar un abogado que la represente. González no sabe si en su audiencia con un juez el próximo 31 de julio podrá presentar su solicitud de asilo o si solo le leerán los cargos bajo los cuales permanece detenida.

Después de haber hablado con DIARIO DE CUBA sobre su responsabilidad en la reciente condena de cuatro jóvenes en el Tribunal Municipal de Encrucijada, Villa Clara, y sobre los juicios del 11J, González vuelve a ofrecer declaraciones sobre su situación actual.

"Por lo único que me siento tranquila en este momento es porque he podido expresar y contar mi verdadera historia, no importa cuántos la crean, y porque sé que Dios está conmigo y me da las fuerzas que necesito para librar esta batalla. En su momento, me dará la victoria; pero es claro que me siento preocupada, disgustada y con muchos sentimientos encontrados", afirmó.

González Pedraza, quien fue militante del Partido Comunista y está incluida en la lista de represores de cuello blanco de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC), dice que ha querido "hacer las cosas de la manera más justa y correcta".

"Cuando llegué a este país creí que había llegado a la libertad y que podría gritar todo lo que he padecido y sufrido.

Nunca pensé que me iban a esposar de manos y pies y a tratarme como una vil criminal. Los primeros días de mi detención fueron terribles. Fui sometida a una opresión como nunca permití en mis 18 años de profesión que se lo hicieran a ningún detenido en mi presencia. Sé que es el procedimiento a seguir, pero ha sido lo más humillante que he vivido", expresó.

Al llegar al centro de detención en Broward, todos, tanto oficiales como detenidos, ya conocían su historia. "Todos me miran con recelo y todavía desde los balcones me gritan ofensas cuando salgo al patio a la recreación", señaló.

"Toda mi vida ha sido expuesta en un momento. Soy una mujer de una familia humilde. No había salido apenas de Villa Clara y es muy estresante saberme en boca de tantas personas. Cada día le pido a Dios que bendiga a los que me maldicen y calle sus bocas, y que un día puedan entender y conocer quién verdaderamente soy. Me duele ver cómo opinan sin acercarse a la verdad. Yo no quiero parecer víctima, solo quiero que la verdad se sepa", añadió.

A pesar de las pocas esperanzas que alberga, la exjueza cubana no se queja de las condiciones del centro de detención. "Tristemente puedo decir que son mejores que en las que viven mis padres en Cuba. Tengo el mismo trato que las demás personas, como en cualquier otro centro de detención, con las condiciones mínimas necesarias. Trato de ocupar el tiempo en atender mi salud y ocupar mi mente de manera productiva, estudio inglés y les enseño a otras que quieren escuchar la palabra de Dios".

"¿Esperanzas de libertad? Ninguna. La primera corte fue reprogramada y ni siquiera me dijeron los cargos por los que estoy aquí. Con un término de más de un mes y medio sin justificación alguna, ni siquiera he podido presentar los documentos de asilo. El tiempo pasa y conmigo no sucede nada, solo me preparo para pasar aquí largos meses", lamentó.

La exjueza considera que su situación es "cada vez más injusta". "Ni siquiera sé si la audiencia del próximo 31 será para leerme los cargos o si me darán la posibilidad de presentar el asilo. No creo que tenga opciones, principalmente porque aún mi familia no ha podido contratar un abogado. Son varios a los que hemos llamado, tanto mi familia como yo desde este lugar, por ética no mencionaré sus nombres, pero hasta ahora solo he recibido negativas y excusas. Esto es frustrante, no tener quien me oriente, quien me guíe, quien se acerque por mí al deportador o al juez. Es muy frustrante y triste a la vez".

González Pedraza entiende en parte las negativas de los abogados. "No cualquiera puede estar dispuesto a ser vituperado si me representa. Aunque las personas digan lo contrario, a todos les preocupa el daño moral y mantener una reputación; ni siquiera uno gratuito ha contestado. Solo he contado con la ayuda de mi familia, los que verdaderamente confían en mí y me conocen; ellos son los que están reuniendo pruebas a mi favor, tarea que por demás les resulta bien difícil".

La exjueza enfrenta dificultades incluso para traducir documentos al inglés u obtener copias. "Estoy pasando por un proceso difícil en mi vida, solo puedo confiar en Dios, en mi familia y en que en algún momento la justicia a la que aspiro en este país la pueda experimentar en mí", resumió.

En sus primeras declaraciones a DIARIO DE CUBA, González Pedraza destacó la falta de independencia de la justicia en la Isla: "el Gobierno cubano manipula, controla, dirige y extorsiona al sistema judicial cubano a su antojo y según sus intereses, y quienes son parte de ese sistema lo saben y lo permiten porque no tienen más opción". También sostuvo que "dentro de Cuba no es posible hablar y seguir siendo juez profesional".

La exjueza es consciente de que es difícil que las personas la vean como una víctima más, tras haber trabajado dentro del sistema penal cubano. "Estoy consciente de que es difícil que me vean como una víctima. Por varios años ejercí esa profesión y viví guardada tras el caparazón que me obligaba a ponerme el Gobierno cubano. Es muy difícil que hoy las personas entiendan que pienso diferente, y es muy difícil defenderme, pues en mis manos no tengo pruebas físicas", declaró en la anterior entrevista.

"Decido hablar en este momento porque ya no tengo qué perder, porque ya no tengo miedo. Mi único temor hoy es regresar a Cuba y la seguridad de mis padres, y aunque no se levante un abogado en mi defensa, confío en que Dios lo hará por mí", concluyó.

Deja tu comentario

Destacados del día

ARCHIVO - El senador demócrata Bob Menendez, de Nueva Jersey, sale de la corte federal de Manhattan el martes 14 de mayo de 2024. (AP Foto/Stefan Jeremiah, Archivo)
El FBI allana la casa del multimillonario cubano Sergio Pino en Coral Gables
Esta fotografía publicada por el Departamento de Policía de Miami-Dade muestra a Ramón Jesurún. El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol y su hijo se encontraban entre las 27 personas arrestadas durante los problemas de control de multitudes que estallaron en la final de la Copa América entre Argentina y Colombia, dijo la policía el lunes 15 de julio de 2024. (Departamento de Policía de Miami-Dade vía AP)

Destacadas de América Latina

La literatura catamarqueña ¿goza de buena salud? 4

Chaku: Tradición ancestral que protege a las vicuñas

Comisarios y subalternos, a juicio por millonario hurto

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter