Cuba 21 junio 2021

Cuba: católicos y evangélicos se unen para frenar la 'ideología de género'

La Iglesia Católica y las iglesias evangélicas de Cuba piden al Estado examinar el contenido de la Resolución 16/2021 del Ministerio de Educación

Los obispos católicos de Cuba se pronunciaron este fin de semana sobre las modificaciones que el gobierno ha impulsado en el sistema de enseñanza público para incluir un programa de educación sexual.

Los prelados se unen a la oposición ya expresada por las iglesias evangélicas, que recogen firmas para impedir que la llamada “ideología de género” entre en las escuelas.

“Es nuestro deber pedir que se reconsidere el contenido de la Resolución 16/2021 del Ministerio de Educación, por no tener en cuenta suficientemente el derecho de los padres en la educación sexual de sus hijos, y también por las graves consecuencias en la formación de niños, adolescentes y jóvenes, al oficializar el avance de la ‘ideología de género” en el sector de la educación’”, dijeron los obispos.

La resolución del Ministerio de Educación dispone, entre otras cosas, que los estudiantes reciban desde temprana edad información sobre sexualidad y refrenda que el sistema educativo esté libre de “prácticas y comportamientos homofóbicos, transfóbicos e inhumanos en relación con la diversidad sexo-genérica”, aunque no define cuáles pueden ser esas prácticas.

La Iglesia Católica y las iglesias evangélicas han pedido durante décadas que el gobierno, de corte marxista, les permita brindar servicios educativos, como ocurre en el resto del mundo, pero el Partido Comunista se ha negado a desprenderse del monopolio de la enseñanza.

Antes de 1959 Cuba tenía una amplia red de escuelas cristianas que fue confiscada en su totalidad por el régimen de Fidel Castro. Desde entonces la educación se estatizó, con un fuerte componente marxista y ateo.

Embed

En el mensaje de este fin de semana los obispos fueron críticos con la situación del país. Dijeron que las familias cubanas estaban enfrentando “diversos embates”, entre ellos “encontrar alimento diario”, que viene siendo cada vez más difícil, así como el incremento “en modo considerable” de los precios de los servicios básicos

“El desaliento y la incertidumbre respecto al futuro provocan el deseo de emigrar, sobre todo en los jóvenes, hipotecando el futuro de Cuba”, puntualizaron los prelados.

Maykel González Vivero, periodista independiente y director de la revista LGBTI Tremenda Nota, dijo que el mensaje de los obispos "no sorprende".

"La iglesia Católica y otras iglesias fundamentalistas están tratando de presionar al gobierno para que suspenda el programa de educación sexual", explicó.

"Los cristianos tienen derecho a pedir un espacio para educar -incluso si me parece que son prejuicios- para educar en esos prejuicios. No obstante deseo que el programa de educación sexual finalmente sea implementado. Creo que ayudará a desmontar muchísimas tradiciones que francamente no nos ayudan. La comunidad LGBTI nos mantedremos observando lo que va a pasar y cuánto podría influir esto en el gobierno", agregó.

Las iglesias evangélicas también han reaccionado duramente a las modificaciones en el programa educativo.

“Nos inquieta seriamente que se tome la decisión de reforzar el enfoque de género en esta actualización del programa, obviando la opinión popular, que se hizo patente en la consulta previa a la aprobación de nuestra Constitución actual”, dijo la Convención Bautista de Cuba en un comunicado.

Los evangélicos dijeron que se debe esperar a que el Código de Familia sea aprobado en un referendo por mayoría antes de implementar cambios en el sistema educativo y recordaron los intensos debates que se dieron cuando el régimen llevó a discusión un anteproyecto constitucional que establecía el matrimonio igualitario.

Finalmente el régimen cambió el artículo que generó polémica e intentó una solución salomónica para contentar a los cristianos y a la comunidad LGBTI, sometiendo a consulta popular la aprobación del matrimonio igualitario.

Varias iglesias evangélicas están recogiendo firmas contra la resolución del Ministerio de Educación y han amenazado con no enviar nuevamente a sus hijos a clases si no son atendidas sus demandas.

Una familia evangélica que se negó a enviar a sus hijos al sistema público de educación en Cuba fue condenada a más de un año de prisión.

“En Cuba se viola un derecho fundamental de los padres que es educar a sus hijos de acuerdo a los principios que crean mejores los padres. El régimen no sólo adoctrina políticamente a nuestros hijos sino que también quieren hacerlo con la esfera sexual”, dijo el pastor Mario Félix Lleonart, exiliado en Washington.

“Con esta nueva estrategia el régimen busca dividir a la sociedad civil y poner a los cristianos a luchar contra la comunidad LGBTI para que no se discuta lo realmente importante: Cuba vive bajo una dictadura inepta, que la tiene sumida en la más absoluta miseria”, agregó.

Sígueme en Twitter y Facebook: @MarioJPenton.

Fuente: Mario J. Pentón

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario