Cuba 16 mayo 2022

Asamblea Nacional de Cuba aprueba nuevo Código Penal que endurece aún más la represión

Con su habitual unanimidad de siempre, la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba aprobó el domingo un nuevo código penal que endurece las sanciones contra cualquier atisbo de disidencia

En otra vuelta de tuerca contra la de por sí inexistente libertad de expresión, el texto prevé sanciones de hasta tres años de prisión para quienes insulten a altos funcionarios públicos y criminaliza cualquier financiamiento para lo que llama, sin precisar, “actividades contra el Estado y su orden constitucional”.

El nuevo código penal entrará en vigor dentro de 90 días, cuando será publicado en la Gaceta Oficial de la República, e incluye 37 nuevos delitos, la mayoría de ellos dirigidos, a juicio de opositores, a acallar las cada vez más frecuentes expresiones de descontento popular contra la dictadura.

El documento establece la cadena perpetua como sanción máxima de privación de libertad y mantiene la aplicación de la pena de muerte en 23 casos diferentes.

También prevé sanciones de hasta diez años de prisión a “quien apoye, fomente, financie, provea, reciba o tenga en su poder fondos, recursos materiales o financieros de organizaciones no gubernamentales o instituciones internacionales que puedan ser usados para sufragar actividades contra el Estado y su orden constitucional”.

https://twitter.com/PresidenciaCuba/status/1525845629515309056

Remigio Ferro al presentar el proyecto de ley a los diputados cubanos aseguró que el Código Penal va a reforzar las sanciones relacionadas con la corrupción.

Asimismo, explicó que también establece como sanción máxima la de privación perpetua de libertad y que mantiene la posibilidad de aplicar la pena de muerte con carácter excepcional en el caso 23 tipos penales.

El nuevo Código Penal incluyó claramente sanciones de hasta 10 años de prisión a quien "apoye, fomente, financie, provea, reciba o tenga en su poder fondos, recursos materiales o financieros" de organizaciones no gubernamentales o instituciones internacionales que puedan ser usados para "sufragar actividades contra el Estado y su orden constitucional".

A diferencia del Código de las Familias, que luego de su aprobación en la Asamblea Nacional se sometió a referéndum, esta nueva Ley no pasará por el mismo proceso, uno de los puntos que ha sido cuestionado por opositores cubanos y miembros de la sociedad civil de la isla, entre otros asuntos que refuerzan y legitiman la represión del régimen contra opositores, medios independientes y la sociedad civil de la isla.

Embed

Fuente: Redacción de americateve.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario