Venezuela 16 mayo 2022

Quién es Iris Varela, la diputada chavista y ex ministra del Servicio Penitenciario de Venezuela que amenazó con encarcelar a Guaidó

Hugo Chávez la llamó "fosforito" y "Santa Iris de los Desposeídos". Forma parte de los sancionados por la OEA y está envuela en varios escándalos relacionados con el sistema penitenciario venezolano

María Iris Varela es una diputada chavista que forma parte de la lista de sancionados por la OEA, para quien rige una restricción de viajes a los países signatarios. Por eso, hoy Migraciones de Argentina le impidió el ingreso al país.

Hugo Chávez llamó a Iris Varela “fosforito” y “Santa Iris de los Desposeídos”. Dirigente del Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV) y ex ministra del Servicio Penitenciario, la abogada -recibida de la Universidad Católica del Táchira- y política venezolana actualmente es diputada y Primera Vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Su vida política empezó cuando era joven: tenía apenas 13 años cuando se inscribió en el Partido Comunista Venezolano (PCV)

Más tarde fue directora nacional y coordinadora por el estado Táchira del Movimiento V República, partido fundado por Hugo Chávez, con el cual ganó las elecciones presidenciales de 1998.

Fue elegida como constituyente a la Asamblea Nacional Constituyente en el año 1999, la cual tenía como objetivo principal la redacción de una nueva constitución que refundaría el Estado. A partir de entonces, fue elegida diputada a la nueva Asamblea Nacional por el estado Táchira en tres períodos consecutivos: 2000-2005, 2006-2011 y finalmente 2011-2016.

En julio de 2011 fue designada Ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario. Dos años después, el 21 de abril de 2013, en cadena nacional, fue reafirmada como Ministra de Servicios Penitenciarios para el régimen de Nicolás Maduro, pero fue relevada en junio de 2017 para ingresar en la Asamblea Nacional Constituyente.

Desde que Hugo Chávez la nombró Ministra de Asuntos Penitenciarios, Varela impuso su propia ley y decidió por encima de jueces y fiscales la libertad, los beneficios y los traslados de miles de presos, incluyendo narcotraficantes. Desde la Asamblea Nacional, sigue imponiendo el destino de los presos en Venezuela.

En el año 2021, anunció que interpelarían a fiscales del Ministerio Público de Barquisimeto, estado de Lara, ubicado a casi 400 kilómetros de Caracas. La razón que da para ir contra los fiscales es porque se habrían extralimitado en sus funciones, pretendiendo “ejercer control sobre actuaciones de las comisiones de la AN ante graves denuncias de vulneración a derechos fundamentales”.

Lo que a Varela no le gustó es que los diputados de la Comisión de Política Interior fueron a Lara supuestamente por la denuncia que hiciera el diputado Julio Chávez sobre violación de derechos humanos contra privados de libertad y recluidos en instalaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, penales y Criminalísticas, así como en instalaciones militares y PoliLara.

Desde que llegó al cargo el 26 de julio 2011 se dedicó a construir su ejército de grupos armados, con la excusa de defender la revolución y lo consiguió con los presos a quienes ofrece beneficio.

Varela fue señalada por el general (Ej) Manuel Ricardo Cristopher Figuera, después de la Operación Libertad del 30 de abril 2019, de haberle solicitado al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, 30 mil rifles para armar su ejército privado del que formaban parte prisioneros que “tenía entrenados” y “de la cual ella era su comandante”.

La liberación de presos le ha servido a Varela para bajar el hacinamiento. Es así como las medidas sanitarias contra el Covid-19 le dieron la excusa perfecta para sacar a cientos de privados de libertad de las cárceles.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario