Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Huracanes

El Centro Nacional de Huracanes comienza a vigilar una onda tropical que saldrá de África

El periodo entre la ubicación actual del sistema y lo que sería su punto más cercano al Caribe es de poco más de una semana, por lo que existe suficiente tiempo para monitorearla

Sin haber salido de la costa oeste de África, el Centro Nacional de Huracanes(NHC, en inglés) comenzó a vigilar esta mañana una onda tropical que se ubicará sobre aguas cálidas del océano Atlántico más tarde este jueves o mañana y que encontraría condiciones favorables para algún fortalecimiento.

En su perspectiva de condiciones en el trópico de las 8:00 a.m., la agencia estimó en 0 por ciento la probabilidad de desarrollo ciclónico de este sistema en las próximas 48 horas (dos días) y en 20 por ciento la probabilidad en los próximos siete días.

“Se espera que las condiciones ambientales sean propicias para el desarrollo gradual de este sistema mientras se mueva generalmente hacia el oeste y oeste-noroeste a razón de 15 a 20 millas por hora, a través del este y centro del Atlántico tropical durante la parte temprana o media de la próxima semana”, estableció la doctora especialista en huracanes Lisa Bucci, quien estuvo a cargo del informe.

Por condiciones ambientales propicias, el NHC se refiere a que los vientos cortantes a las fueras de la costa oeste de África están débiles y a que las temperaturas de la superficie del océano (SST, en inglés) a través de toda la cuenca del Atlántico tropical (que incluye el mar Caribe y el golfo de México) están cálidas. Por lo tanto, cualquier onda tropical encontraría los principales factores necesarios para llevar a cabo un fortalecimiento de su área de tronadas.

Antes de cualquier análisis para con esta onda tropical, es necesario comprender que el sistema está a más de una semana de distancia desde su ubicación actual hasta lo que sería su punto más cercano al Caribe, lo que significa que no solo hay tiempo para monitorearla, sino que, además, el pronóstico a largo plazo tiene un margen de error amplio y cualquier proyección actual es imprecisa.

De hecho, el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan informó que los impactos de este sistema para Puerto Rico e Islas Vírgenes, de haber alguno, sería para el fin de semana del 23 al 25 de junio.

https://twitter.com/NWSSanJuan/status/1669320538806951938

Además, las proyecciones y pronósticos actuales en relación con esta onda, que no ha sido denominada como una zona de sospecha ciclónica, parten de la evaluación de imágenes satelitales y modelos globales, no de datos in situ(tomados en el lugar del disturbio), lo que abona a la incertidumbre.

En cuanto el análisis para este sistema, es posible que sirva de ejemplo de lo complicado que serán los pronósticos de sistemas tropicales durante esta temporada, debido a la multiplicidad de factores que estarán ocurriendo y que serán determinantes.

Por ejemplo, el hemisferio norte está bajo una advertencia del fenómeno El Niño, porque condiciones vinculadas a este ciclo atmosférico están ocurriendo. El Niño es conocido, climatológicamente, como el supresor de ciclones. Sin embargo, este año lasSST están más cálidas de lo usual (por encima del promedio), lo que brindaría suficiente energía calórica (vapor de agua) para el desarrollo convectivo (producción de áreas de tronadas y fuertes aguaceros).

En síntesis, existe un ciclo atmosférico que suele limitar la actividad ciclónica, pero también están presentes los elementos principales para la producción de tormentas.

A corto plazo, esta onda tropical no debería fortalecerse o convertirse en ciclón. No sería hasta mediados de la próxima semana cuando, quizás, pueda aumentar su área de tronadas y nubosidad y, por lo tanto, moverse sobre el Atlántico tropical como una onda tropical fuerte o depresión tropical.

El modelo americano Global Forecast System (GFS) proyecta a este sistema moviéndose como una depresión o, incluso, tormenta tropical débil sobre mar abierto en el Atlántico sin afectar a ningún territorio. No obstante, el modelo Europeo (ECMWF) sugiere un movimiento más hacia el Caribe y con un fortalecimiento marcado más cuando llegue a las aguas del mar Caribe, que están más cálidas que en el Atlántico.

La falta de consenso en materia de intensidad, trayectoria y evolución de este fenómeno en los principales modelos globales plantea la necesidad de que el manejo de la información de este pronóstico sea cuidadosa. Independientemente de su movimiento sobre la cuenca del Atlántico, el monitoreo de este sistema debe servir de recordatorio a la población de la necesidad de tener sus planes de emergencia y preparación listos para cualquier eventualidad.

Para más información sobre planes de emergencia y esfuerzos de preparación federal y estatal, interesados pueden visitar los portales ready.gov o listo.gov.

FUENTE: elnuevodia.com

Deja tu comentario

Destacados del día

Destacadas de América Latina

La literatura catamarqueña ¿goza de buena salud? 4

Chaku: Tradición ancestral que protege a las vicuñas

Comisarios y subalternos, a juicio por millonario hurto

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter