Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Hamas

Tras tenso retraso, Israel y Hamás concretan 2da ronda de canje de rehenes y presos

AL BIREH, Cisjordania (AP) — Hamás liberó el sábado a 17 rehenes, 13 de ellos israelíes, que mantenía cautivos en la Franja de Gaza, e Israel dejó en libertad a 39 prisioneros palestinos en la fase más reciente de un cese del fuego de cuatro días.

El intercambio nocturno se retrasó durante varias horas después que Hamás acusara a Israel de incumplir el acuerdo. La demora puso de relieve la fragilidad del alto el fuego, que frenó temporalmente una guerra que conmocionó y sacudió a Israel, causó una destrucción generalizada en toda la Franja de Gaza y amenazó con desatar combates más extensos en toda la región.

La guerra estalló el 7 de octubre cuando milicianos de Hamás en Gaza irrumpieron a través de la frontera hacia el sur de Israel, matando al menos a 1.200 personas, en su mayoría civiles, y secuestrando a unas 240 más, entre ellas mujeres, niños y adultos mayores. Israel declaró inmediatamente la guerra, iniciando semanas de ataques aéreos y una ofensiva terrestre que han dejado más de 13.300 palestinos muertos, según las autoridades sanitarias del territorio controlado por Hamás. Aproximadamente dos tercios de los muertos en Gaza han sido mujeres y menores.

El alto el fuego, mediado por Qatar y Estados Unidos, es la primera interrupción prolongada de los combates desde que comenzó la guerra. En total, Hamás liberará al menos a 50 rehenes israelíes e Israel a 150 prisioneros palestinos. Todos son mujeres y menores.

Israel ha señalado que la tregua puede prorrogarse un día más por cada 10 rehenes liberados, pero ha prometido reanudar rápidamente su ofensiva y cumplir sus objetivos de recuperar a todos los rehenes y destruir las capacidades militares y gubernamentales de Hamás.

La grave situación de los rehenes ha captado la atención de la población israelí. Miles de personas se reunieron el sábado en el centro de Tel Aviv en solidaridad con los rehenes y sus familias. Muchos acusan al primer ministro Benjamín Netanyahu de no hacer lo suficiente para rescatar a los rehenes. Las liberaciones han provocado emociones encontradas: Felicidad y angustia por las decenas de rehenes que permanecen en cautiverio.

La oficina Netanyahu anunció el domingo temprano que había recibido una nueva lista de rehenes que debían ser liberados más tarde ese mismo día en la tercera de cuatro rondas de intercambios programadas.

En Cisjordania, cientos de personas celebraron por segunda noche cuando un autobús lleno de prisioneros palestinos llegó la madrugada del domingo. Los adolescentes liberados en el acuerdo fueron llevados en hombros por sus simpatizantes en la plaza principal de la ciudad de Al Bireh. Pero el ambiente de celebración se vio empañado por escenas de destrucción y sufrimiento en Gaza.

El inicio de la pausa trajo la tranquilidad a los 2,3 millones de palestinos que sufren los incesantes bombardeos israelíes, que han causado miles de muertos, expulsado de sus hogares a tres cuartas partes de la población y arrasado zonas residenciales. También se silenciaron los cohetes lanzados por los milicianos de Gaza contra Israel.

En el norte de Gaza, los palestinos, cansados de la guerra, volvieron a las calles, arrastrándose sobre los escombros entre los edificios destrozados y, a veces, excavando en ellos con las manos.

En el hospital indonesio de Jabaliya, asediado por el ejército israelí a principios de mes, había cadáveres en el patio y frente a la puerta principal.

Para Emad Abu Hajer, un residente del campamento de refugiados de Jabaliya, en la zona de Ciudad de Gaza, la pausa significó poder buscar de nuevo entre los escombros de su casa, que fue arrasada en un ataque israelí la semana pasada.

Encontró los cadáveres de un primo y un sobrino, con lo que el número de muertos en el ataque asciende a 19. Su hermana y otros dos familiares siguen desaparecidos.

“Queremos encontrarlos y enterrarlos con dignidad”, afirmó.

El retraso de último minuto del canje provocó un tenso estancamiento en la segunda jornada de lo que debería ser un alto el fuego de cuatro días. Al anochecer, cuando los rehenes hubieran tenido que salir de Gaza, Hamás dijo que los envíos de ayuda humanitaria permitidos por Israel eran inferiores a lo prometido y que los que estaban llegando al norte de Gaza —punto clave de la ofensiva terrestre israelí y principal zona de combate— no eran suficientes. Hamás indicó también que no habían sido liberados suficientes presos veteranos en el primer intercambio del viernes.

Pero Egipto, Qatar y el propio Hamás indicaron más tarde que los obstáculos habían sido superados.

Poco después de la medianoche, Hamás liberó a los rehenes —13 israelíes y cuatro tailandeses. Los israelíes fueron entregados a Egipto y luego trasladados a Israel, donde fueron llevados a hospitales para reunirse con sus familias.

Hamás publicó un video que muestra a los rehenes conmocionados pero en buena condición física cuando militantes enmascarados los conducían a vehículos de la Cruz Roja que salían de Gaza. Algunos de los rehenes se despidieron de los milicianos. Una niña usaba muletas y llevaba un yeso en el pie izquierdo cuando la escoltaban.

Entre los rehenes israelíes liberados el sábado por Hamás se encontraban siete niños y seis mujeres, anunció la oficina de Netanyahu. La mayoría de los rehenes liberados es de Kibbutz Be’eri, una comunidad que los milicianos de Hamás devastaron durante su ataque transfronterizo del 7 de octubre, dijo un portavoz del kibutz. Las edades de los niños van de los 3 a los 16 años, y las mujeres son de entre 18 y 67 años.

Fue un momento agridulce para los residentes de Be’eri. Un portavoz del kibutz dijo que todos los rehenes liberados tenían un familiar muerto en el ataque del 7 de octubre o habían dejado a un ser querido en cautiverio en Gaza.

La madre de una rehén liberada, Hila Rotem, de 12 años, permanece en cautiverio, añadió el portavoz.

Otra, Emily Hand, es una niña cuyo padre creyó que estaba muerta durante semanas antes de descubrir que estaba retenida como rehén.

Los residentes del kibutz se han alojado juntos en un hotel del Mar Muerto desde el ataque del 7 de octubre. Una gran multitud se reunió en un salón de actos del hotel el sábado por la noche, vitoreando con entusiasmo al ver las primeras imágenes de la publicación de sus seres queridos.

Por su parte, Israel inició la liberación de 39 presos palestinos al este de Jerusalén y Cisjordania como parte del acuerdo.

Shurouq Duwiyat, una palestina liberada, llegó a su hogar en Jerusalén, donde alegres miembros de su familia la abrazaron y besaron.

“Enviamos un mensaje a nuestro pueblo en Gaza de que estamos a su lado y los apoyamos”, dijo Duwiyat a los periodistas desde su casa.

También en Jerusalén, soldados israelíes desalojaron a los periodistas que se reunieron frente a la casa de Israa Jaabis, encarcelada desde 2015 tras ser condenada por distintos ataques contra israelíes. Jaabis sufrió graves quemaduras en el rostro y las manos durante un ataque con explosivos en que también resultó herido un policía israelí.

Cientos de palestinos esperaron en la ciudad cisjordana de Beitunia la llegada de más prisioneros.

En el primer día del alto el fuego, Hamás liberó a 24 de los aproximadamente 240 rehenes tomados durante el ataque del 7 de octubre contra Israel que desencadenó la guerra, e Israel liberó a 39 palestinos de prisión. Los liberados en Gaza fueron 13 israelíes, 10 tailandeses y un filipino.

___

Magdy reportó desde El Cairo y Mroue desde Beirut, Líbano. Las periodistas de The Associated Press Isabel DeBre y Julia Frankel en Jerusalén contribuyeron a este despacho.

FUENTE: Associated Press

Deja tu comentario

Destacados del día

Destacadas de América Latina

La literatura catamarqueña ¿goza de buena salud? 4

Chaku: Tradición ancestral que protege a las vicuñas

Comisarios y subalternos, a juicio por millonario hurto

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter