médicos cubanos 21 septiembre 2021

Médicos cubanos que escapan de Venezuela hablan sobre fraude con el COVID-19

Documentos revisados por este canal muestran cómo los médicos en diferentes partes de Venezuela son presionados para "incrementar el índice ocupacional" de hospitales y policlínicos con pacientes que muchas veces son falsos

Un grupo de médicos, técnicos de la salud y enfermeros ha escapado de Venezuela en las últimas semanas y desde Colombia y Panamá revelan “el fraude” organizado por la misión médica de la isla para obtener mayores ganancias del régimen de Nicolás Maduro.

“Nos decían que teníamos que realizar pesquisajes en las comunidades, pero lo que se hacía era anotar nombres y cédulas en papeles”, dijo José Enrique Rodríguez, enfermero intensivista que hoy se refugia en Colombia.

Documentos revisados por este canal muestran cómo los médicos en diferentes partes de Venezuela son presionados para “incrementar el índice ocupacional” de hospitales y policlínicos con pacientes que muchas veces son falsos, de acuerdo al testimonio de al menos tres doctores.

Los trabajadores de la salud cubanos en Venezuela viven en condiciones “muy difíciles” dijeron los médicos.

“En Cuba nos pagan 7,800 pesos al mes, de los cuales puedes darle una parte a la familia. Otra parte queda congelada hasta que regresas de misión y en caso de que escapes es decomisada por el gobierno”, dijo Rodríguez.

Embed

Rodríguez perdió en la isla más de 113,000 pesos (unos $4,700 al cambio oficial) tras decidir escapar a Colombia.

“Las condiciones en las que vivíamos eran de un total hacinamiento. A eso súmale que sólo nos pagaban unos $3 al mes y dependíamos de bonos que nos daba el gobierno, que lo más que sumaban eran $30. Muchas veces teníamos que estar varios viviendo en un cuarto”, relata Rodríguez.

Las autoridades cubanas de la misión médica también exigían saber todo el tiempo dónde estaban los galenos y con quién se relacionaban.

“En la mañana teníamos que hacernos una foto para mostrar que estábamos en la casa que ocupábamos. El personal también debía informar con quién hablaba por teléfono y si salían a algún mercado dar la dirección donde se encontrarían”, añade el enfermero.

En caso de incumplir estas condiciones los médicos eran amenazados con ser regresados a Cuba. También son devueltos a la isla si son atrapados intentando escapar de Venezuela.

“Después de que me escapé de la misión le dieron la orden a los militares venezolanos que si ven a algún cubano intentando salir del país o están en algún lugar que no les corresponda deben detenerlos de inmediato”, contó Rodríguez.

Desde la selva del Darién dos médicos que pidieron no ser identificados y que también huyeron de Venezuela recuerdan con terror los años de misión.

“Estábamos obligados a tratar a pandilleros, a falsear estadísticas, a hacer propaganda. Todo por vivir un poco mejor que en Cuba. El sacrificio es muy grande pero no vale la pena”, dijo una de los médicos.

“Ojalá Estados Unidos pueda hacer algo por los médicos esclavos cubanos”, agregó.

Cuba recibe al año más de $6,000 millones por la exportación de sus médicos, la principal fuente de ingresos del régimen. Diversas organizaciones que velan por los derechos humanos han llamado la atención sobre estas prácticas en las que el gobierno cubano se queda con el 75% de las ganancias y retiene a los galenos contra su voluntad en lugares recónditos.

Tras las súplicas de la madre de Rodríguez, quien reside en la Florida, la oficina del senador Marco Rubio está trabajando en el caso para ayudarlo a conseguir un estatus de refugiado. No está claro si en Colombia o en EEUU.

Los médicos cubanos ya no se pueden beneficiar del Cuban Medical Professional Parole, un programa de acogida especial para médicos de la isla que escapaban de las misiones eliminado tras las negociaciones del ex presidente Barack Obama con el régimen castrista en 2017.

Los galenos de la isla que escapan de las misiones son sometidos a diversos castigos, entre los que están la humillación pública de sus familiares y la prohibición de entrada a Cuba durante ocho años.

Fuente: Mario J. Pentón

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario