Florida 08 octubre 2021

Exclusiva: balsera relata su travesía para llegar desde Cuba a los Cayos de la Florida

Los balseros escaparon de Matanzas en el occidente de Cuba y demoraron cuatro días en alcanzar las costas de Florida

Donelys Suárez de 23 años, hacía parte del grupo de 13 balseros que el jueves alcanzó las costas de Cayo Marathon, al sur de Florida. En la madrugada de este viernes fueron liberados del centro de detención de Krome y en los próximos meses tendrán que defender su solicitud de asilo político.

Los balseros escaparon de Matanzas en el occidente de Cuba y demoraron cuatro días en alcanzar las costas de Florida. Suárez contó que no se arrepiente de los peligros y los riesgos, porque alcanzó lo que buscaba: “la tierra de la libertad”.

“La situación en Cuba se ha tornado súper difícil. Para los jóvenes ya no hay posibilidades de ningún tipo. Ni laboral, ni de perspectivas futuras, ni ningún sueño. Realmente ya no hay una motivación. En ese país lo han tronchado casi todo”, dijo Suárez, que es enfermera de profesión.

“Necesito estar libre, necesito poder tener sueños, planes. Necesito ayudar a mi familia, tener libertad de expresión”, agregó.

Suárez contó que fue muy difícil escapar de la isla, pero que no dudaría en volverlo a hacer. “Me daba miedo quedarme en Cuba. Quería arriesgarme. Lo peor es quedarse en un país sin oportunidades”, dijo.

“Fue realmente difícil ver a esos muchachos fuertes con náuseas, dijo en referencia a sus compañeros de travesía.

En los últimos meses varios balseros de la Isla han logrado pasar las entrevistas de miedo creíble, aunque en este caso un oficial del Krome Detention Center dijo a América Noticias que la liberación tuvo que ver con medidas que tomó la institución ante un brote de COVID19.

Embed

A inicios de agosto pasado, Ernesto Urgellés, fue uno de los migrantes que logró pasar el miedo creíble. Urgellés fue policía en Cuba y había sido interceptado junto a otros balseros, devueltos a los pocos días a la Isla por la Guardia Costera. El inmigrante no puede entrar en EE UU mientras se estudia su petición de asilo, por lo tanto, debe quedarse en la base de Guantánamo o en un tercer país que lo acepte provisionalmente.

Un mes después Julio César Capote pudo iniciar su proceso de asilo en suelo estadounidense. El balsero, que pasó diez días en el mar que lo dejaron al borde de la muerte, fue rescatado por los guardacostas en las cercanías de Fowey Rocks, al sur de Florida, mientras navegaba en una precaria embarcación de dos metros. Debido a los daños físicos y el grado de deshidratación en que se encontró, el balsero tuvo que ser hospitalizado.

Sobre las opciones legales de Capote, el abogado de Inmigración Willy Alllen dijo que en la oficia de Aduana existe la posibilidad de que le otorguen el llamado 'parole', documento con el cual, al año y un día, puede optar a la residencia según la Ley de Ajuste Cubano.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario