Cuba 20 septiembre 2021

Entra en vigor la resolución que autoriza las micro, pequeñas y medianas empresas en Cuba bajo numerosas restricciones

Las entidades comerciales privadas pueden importar y exportar sus productos, pero siempre a través de empresas estatales

Según publica el portal digital Diario de Cuba, este lunes entra en vigor en Cuba el Decreto-Ley 46, que autoriza por primera vez la creación de micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) y también establece nuevas reglas para las cooperativas no agropecuarias y del sector privado, informó el portal estatal Cubadebate.

No obstante, las diferentes entidades tienen prohibido realizar proyectos relacionados con 112 actividades económicas que solo pueden ser controladas por el Gobierno, entre las que se encuentra desde periodismo hasta el ejercicio profesional de la arquitectura.

Las MIPYMES pueden ser de propiedad estatal, privada o mixta. Las pequeñas pueden tener como máximo diez integrantes, las pequeñas 35 y las grandes hasta 100 personas.

También serán autorizadas a exportar e importar, aunque siempre de forma indirecta, a través de entidades estatales.

La aprobación de la creación de las MIPYMES, que pueden tener uno o varios socios, debe ser autorizada por el Ministerio de Economía y Planificación. Los especialistas han expresado preocupación por la cantidad de trámites y permisos necesarios para iniciar la actividad económica.

Las MIPYMES de propiedad privada solo pueden ser fundadas por personas naturales residentes permanentes en Cuba, mayores de 18 años. En el caso de las estatales. serán constituidas por las personas jurídicas aprobadas por el Ministerio de Economía y Planificación, mientras las mixtas serán compuestas por personas naturales y jurídicas de diferentes tipos de propiedad.

Una de las críticas que ha recibido la legislación es la falta de incentivo a la inversión extranjera. El economista Pedro Monreal afirmó en sus redes sociales que "hay indeterminación respecto a la posible asociación de PYMES privadas y capital extranjero, y ofrece un tratamiento asimétrico a actores privados y estatales".

Por otra parte, las personas que decidan asociarse a una de estas empresas no lo podrán hacer con otras, lo que podría terminar provocando la aparición de socios fantasmas y testaferros.

La legislación también prohíbe la creación de estructuras societarias como son las matrices y filiales, aunque sí se pueden crear oficinas o sucursales de las entidades, las cuales no tendrán una personalidad jurídica propia, sino serán parte de la empresa principal.

Otro de los asuntos que puede propiciar conflicto entre los empresarios y el Estado cubano es el de los impuestos, lo que seguramente generará debates y tensiones en los próximos tiempos.

Este domingo, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Cuba publicó en su cuenta de Twitter la planilla que deben rellenar las personas para solicitar la aprobación de sus proyectos.

https://twitter.com/MTSS_CUBA/status/1439766418787012609

El economista Emilio Morales opinó el pasado 21 de junio en DIARIO DE CUBA que las MIPYMES son muestra del surrealismo cubano.

"Las nuevas medidas muestran que el Gobierno no apuesta por una apertura económica a gran escala que incluya la liberación de las fuerzas productivas y propicie la oportunidad de generación de riqueza a los ciudadanos, sino todo lo contrario. Las medidas no significan ningún incentivo para la atracción del capital externo, ya no de empresarios extranjeros, sino hasta de los propios cubanoamericanos que anteriormente proveían a sus familiares y amigos el financiamiento para sus negocios a través de las remesas", dijo.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario