Yunior García 18 noviembre 2021

Yunior García Aguilera denuncia desde Madrid el "terror" que ejerce el Gobierno cubano

Rueda de Prensa desde España

"El problema de Cuba no se llama Yunior García, el problema de Cuba se llama dictadura". Así de contundente se ha mostrado el dramaturgo y opositor desde Madrid, donde ha ofrecido una rueda de prensa para contar el "terror" al que ha sido sometido por el Gobierno cubano y que lo ha empujado a salir de la Isla.

"La revolución devoró a sus hijos y a sus nietos", ha denunciado antes de contar de forma cronológica cómo llegó a la militancia opositora.

García Aguilera ha hecho una crítica desde la izquierda al Gobierno, al que ha calificado de "casta conservadora" que explota a los obreros y utiliza el capitalismo más salvaje, construyendo hoteles en los momentos más duros de la pandemia. El creador de Archipiélago ha comparado al régimen cubano con el del chileno Augusto Pinochet y ha insistido en que la cúpula de poder vive de manera "burguesa" mientras él es un "auténtico revolucionario"

"Lo que existe en Cuba es fascismo, no se puede llamar de otra manera lo que viví en los últimos días", ha subrayado en referencia a las amenazas y el acoso del que ha sido objetivo. "¿Cómo puede creer alguien que eso es de izquierdas?", ha planteado, asegurando en que si es así, puesto que és es de izquierda "me avisan que me retiro".

"Si me matan me convierten en un símbolo, si me llevan a la cárcel me convierten en un símbolo"

El activista ha contado el acoso al que fue sometido durante los últimos días, momento en que, convencido de que sería detenido, solicitó una visa de manera preventiva con la que intentaba lograr algún tipo de negociación posterior que le sirviera para salir de prisión. Sin embargo, pasado el día 15 de noviembre, cuando llevaba horas aislado e incomunicado, fue consciente de que el Gobierno no pensaba arrestarlo.

Embed

"Si me matan me convierten en un símbolo, si me llevan a la cárcel me convierten en un símbolo", ha dicho. En ese momento fue cuando se dio cuenta, asegura, de que el Gobierno pensaba mantenerlo apartado de la sociedad encerrado en su casa, una situación que no podía soportar.

"Si lo unico que tengo es mi voz y me la quitan, entonces han ganado", ha dicho García, que ha subrayado que en Cuba le esperaba una "muerte en vida". De manera ilustrativa, ha contado el día en que sufrió un acto de repudio que incluyó cadáveres de aves en la reja de su casa y ha utilizado la imagen como metáfora. "Si nos quedamos en Cuba nos decapitan como a las palomas", dijo.

El opositor ha declarado reiteradamente su intención de regresar después de curar la ira que sentía por los últimos acontecimientos. García Aguilera ha repetido que se niega a aceptar la oferta de asilo que supuestamente recibió de España y ha dicho que Cuba es su país y allí están su madre y su hijo, por lo que ni se le pasa por la cabeza quedarse en Madrid a largo plazo.

El fundador de Archipiélago ha revelado que el pasado día 14, a pesar de tener el teléfono cortado, encontró una vía de comunicación mediante la que se puso en contacto con el cardenal de La Habana al que pidió que rezara por él porque tenía miedo de tener rabia. "Necesitaba curarme la rabia para buscar el equilibrio. No quería dejar nunca de ser tolerante".

El dramaturgo también ha pedido perdón a sus compañeros de Achipiélago por no ser capaz de soportar más presión. "Tengo que perdonarme a mi mismo por ser humano y pedir perdón por no ser de piedra o de bronce", añadió.

García Aguilera también ha rechazado el embargo estadounidense, que ha considerado que actúa como aliado del régimen al faciitarle excusas, y ha reivindicado el uso del diálogo con todas las fuerzas políticas si llegara el momento.

El opositor, que se ha emocionado hablando de su hijo de siete años, ha suplicado a la prensa internacional que busque las historias de cubanos anónimos que no han tenido la suerte que él

El opositor, que se ha emocionado hablando de su hijo de siete años, ha suplicado a la prensa internacional que busque las historias de cubanos anónimos que no han tenido la suerte que él, que ha podido salir de la Isla gracias a su visibilidad.

También ha reivindicado los nombres de José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), Luis Manuel Otero Alcántara, cabeza visible del Movimiento San Isidro, Fleíx Navarro, del grupo de los 75, y Maykel Osorbo Castillo.

García Aguilera ha aprovechado la ocasión para cerrar la rueda de prensa con un mensaje que llama a la comunidad internacional a prestar ayuda y rechazando, por enésima vez, una intervención armada.

"Que no nos gane la rabia. No puede convertirse esto en un baño de sangre. Es la única manera que tenemos de salir de esta, porque esclavos no podemos seguir siendo. Pero tampoco podemos alcanzar la libertad a ese precio". El régimen se ha convertido en un marido abusivo que golpea a su mujer y la unica forma de evitar eso es si el mundo mira hacia Cuba".

Notas Relacionadas

Deja tu comentario