Deportes02 octubre 2019

Yelich mira impotente cómo los Cerveceros quedan eliminados

MILWAUKEE (AP) — Christian Yelich observó impotente desde el dugout mientras la temporada de Milwaukee llegaba a su fin.

Los Cerveceros controlaron el martes los primeros siete innings y un tercio del juego de comodines de la Liga Nacional en Washington, antes de sufrir un colapso estrepitoso. El cerrador estelar Josh Hader se descontroló, y Milwaukee fue afectado por un disputado lanzamiento que golpeó a un bateador, un imparable con el bate roto y un error del impetuoso jardinero derecho, el novato Trent Grisham.

Minutos después, los Nacionales celebraban alocadamente su victoria por 4-3 sobre el diamante, mientras los Cerveceros _ golpeados por las lesiones, especialmente en la parte final de la campaña _ caminaban abatidos hacia el receso entre temporadas.

“Creo que cuando todo se calme y realmente evalúes el año, podemos estar orgullosos de muchas cosas”, dijo Yelich. “Realmente pienso que seremos mejores por muchas de estas experiencias”.

Yelich se sobrepuso a problemas constantes en la espalda para colocarse en la contienda por un segundo premio consecutivo como Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés) de la Nacional, antes que un pelotazo de foul le rompiera la rótula derecha el 10 de septiembre. Sus compañeros en los jardines, Lorenzo Cain y Ryan Braun, lidiaron con lesiones en las piernas la semana pasada, y el cuerpo de pitcheo enfrentó problemas de salud toda la temporada.

Corey Knebel requirió una cirugía Tommy John en marzo, que puso fin a su campaña; el relevista Jeremy Jeffress fue dado de baja tras una molestia en la cadera, y el abridor del día inaugural, el venezolano Jhoulys Chacín, aterrizó dos veces en la lista de lesionados antes de ser cortado.

Aun así, los Cerveceros repuntaron. Tuvieron una marca de 13-5 después de perder a Yelich y superaron a los Cachorros de Chicago para asegurar su segunda postemporada consecutiva.

“Estoy realmente orgulloso de nuestros muchachos”, destacó Yelich. “Creo que realmente puedes ver el carácter de nuestro equipo, la lucha, el corazón de nuestros chicos”.

Yelich ganó el título de bateo de la Nacional con un promedio de .329 y se convirtió en el primer campeón que repite desde que Larry Walker lo hizo con Colorado en 1998-99. Su siguiente competencia al parecer será una cerrada votación con el toletero de los Dodgers de Los Ángeles, Cody Bellinger, por el título de MVP.

Pese a verse limitado a 130 juegos, Yelich sólo quedó detrás de Bellinger en jonrones (47 a 44) e impulsadas (115 a 97), pero lo aventajó en bases robadas (30 a 15) y OPS (1.100 a 1.035).

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario