West Palm Beach 24 octubre 2018

Las trajo de Cuba y las obligó a trabajar como strippers en el Sur de la Florida

Un cubano residente en Estados Unidos se declaró el lunes culpable de contrabandear a este país a tres mujeres y obligarlas a pagar una deuda a través del trabajo forzado, anunció la Oficina del Fiscal del Distrito sur de la Florida.

Iván Madrigal Zamora, de 46 años admitió la culpabilidad en dos cargos de tráfico de mano de obra forzada y dos cargos de alentar e inducir a un extranjero indocumentado a residir en Estados Unidos (tráfico humano). Por ello podría ser condenado a cumplir hasta 60 años en prisión.

El hombre que vivía en el condado de Palm Beach, solicitó asilo en EEUU a través de la frontera de México en mayo de 2016. Llegó acompañado de una mujer con la que viajaba desde febrero de 2016.

Una vez en Florida, Zamora obligó a esta mujer a trabajar en clubs de bailarinas exóticas del condado Palm Beach para saldar una deuda de $10,000 que le cobraba por haberla traído a EEUU.

Esta misma operación la repitió con otra mujer que trajo desde México con documentación falsa y luego la hizo trabajar en clubs para pagarle una deuda de contrabando, esta vez de $26.000.

A inicios de 2017, Zamora sacó a una tercera víctima desde Cuba, esta vez pagando coyotes por Centro América. Al llegar a través de la frontera de México y Texas, la cubana fue detenida y recluida durante más de dos meses. Luego la trajo a Florida y la puso a trabajar en clubes de striptease para pagarle una deuda de contrabando $26.000.

A las tres semanas de ser explotada, la tercera víctima logró escapar de Zamora y llamar a la policía.

Los registros de la corte indican que Zamora las golpeaba y las amenazaba verbalmente a ellas y a sus familiares.

[Tomado de www.justice.gov]

Fuente: martinoticias.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario