Venezuela 23 noviembre 2020

Trinidad y Tobago deportó 16 venezolanos menores de edad separándolos de sus padres

Mariela Magallanes, diputada a la Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, denunció el domingo la deportación de 16 venezolanos menores de edad por parte de las autoridades migratorias de Trinidad y Tobago.

La parlamentaria destacó que existía una medida judicial introducida por una abogada para evitar su expulsión, pero las autoridades actuaron antes de esperar la decisión de la corte.

En su cuenta de Twitter, Magallanes escribió expresamente que se había introducido una medida de habeas corpus de emergencia, pero “la Oficina de migración de ese país no esperó”.

La diputada precisó además que las autoridades migratorias de la isla obligaron a los 16 menores de edad a embarcarse en un bote para salir de la isla aun cuando había advertencias de abogados y condiciones climáticas adversas que podían poner en riesgo la seguridad de los jóvenes.

“Hacemos responsables a las autoridades de ese país por las vidas de los menores ciudadanos venezolanos. Es un acto inhumano, cruel y criminal, de cómo están siendo sometidos nuestros connacionales en la isla”, aseveró la parlamentaria.

Magallanes destacó que los menores de edad “salieron con vida y sanos” y por lo tanto exigió conocer los detalles sobre el desembarco de estos jóvenes. “Esto es un procedimiento sospechoso, queremos saber dónde van a llegar y a quiénes van a ser entregados. Esto es un procedimiento que puede ser repetitivo y prestarse a la trata de personas”.

La denuncia de la diputada fue confirmada luego por David Smolansky, quien desempeña el cargo de comisionado de la secretaría general de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos.

Smolansky detalló que entre los infantes expulsados hay un menor de cuatro meses y dos niños de tres y cuatro años. El comisionado describió la acción como una “atrocidad” debido a que se están separando a niños de sus padres y se les está irrespetando su condición de refugiados.

Cerca de 40.000 venezolanos viven en Trinidad y Tobago y se estima que la mayor parte permanece en la isla de manera irregular y sin los debidos papeles.

Julio Borges, designado como comisionado de Relaciones Exteriores por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, alertó también que Trinidad y Tobago viola mecanismos y leyes internacionales de protección a la niñez e a instó organismos como la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional de Migraciones (OIM) para que interceda ante esta situación.

A raíz del escándalo, hoy, la jueza de la Corte Suprema de Trinidad y Tobago, Avason Quinlan-Williams, ordenó a la Fuerza de Defensa de su país que devuelva al grupo de migrantes por tener procesos legales pendientes.

Según informó el medio local T&T Guardian, el grupo de 16 venezolanos menores de edad y tres mujeres esperó en el mar con la esperanza de que se les permitiera regresar.

Fuente: Talcualdigital.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario