Mundo13 julio 2019

Venezuela detiene a dos elementos de seguridad de Guaidó

CARACAS (AP) — Las autoridades venezolanas detuvieron a dos integrantes del cuerpo de seguridad del líder opositor Juan Guaidó, una medida que mantiene la presión sobre su adversario respaldado por Estados Unidos pese a que ambas partes sostienen conversaciones en busca de una solución al estancamiento político del país sudamericano.

De acuerdo con Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, los dos hombres intentaban vender cuarto armas de fuego pertenecientes al Estado y que presuntamente fueron usadas durante la fallida rebelión militar de Guaidó del 30 de abril. El ministro para la Comunicación y la Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, también dijo que el supuesto intento de venta de armas al tiempo que se negocia con el gobierno refleja el nivel de engaño de la oposición.

Rodríguez añadió que el gobierno presentaría más adelante pruebas de las acusaciones, mismas que la oposición consideró falsas.

El viernes, Guaidó tuiteó que dos miembros de su equipo, Erick Sánchez y Jason Parisi, habían sido detenidos en Caracas cuando brindaban seguridad a su familia mientras él se hallaba fuera de la capital venezolana. Guaidó especuló que las autoridades plantarían las armas a los dos hombres a fin de incriminarlos de la misma maneja que, según dijo, se hizo en el caso contra su jefe del despacho Roberto Marrero, actualmente detenido.

“Nos enfrentamos a una dictadura y debemos ver cada espacio de lucha como el acercamiento a soluciones a la crisis”, aseveró el líder de la oposición a través de su cuenta de Twitter el sábado por la tarde.

A pesar de la tensión que generaron las detenciones, de momento no han señales de que los planes de reanudar el diálogo entre el gobierno de Venezuela y la oposición se vean afectados. Ambas partes sostuvieron negociaciones durante varios días en la isla caribeña de Barbados la semana pasada, y anunciaron que las discusiones continuarán la próxima semana.

Tanto gobierno como oposición ofrecieron un panorama alentador después de la más reciente ronda de negociaciones, si bien el diálogo de años anteriores ha fracasado y los temas centrales siguen siendo contenciosos. Guaidó alega que la reelección de Maduro del año pasado no es válida y desea nuevas elecciones presidenciales, mientras que el gobierno acusa a la oposición de fomentar la violencia.

Al tiempo que la disputa política se extiende, Venezuela se hunda cada vez más en una crisis económica y humanitaria que ha obligado a millones de personas a abandonar el país en los últimos años.

También el sábado, Cabello y otros partidarios clave de Maduro realizaron marchas para condenar un severo reporte sobre Venezuela de parte de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michele Bachelet. Los oradores en los eventos afirmaron que el informe, que relata casos de tortura, abuso sexual y ejecuciones extrajudiciales de parte de las fuerzas de seguridad del gobierno, es erróneo y tendencioso.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario