Mundo31 octubre 2019

Velan a cinco indígenas asesinados por disidentes de FARC

BOGOTÁ (AP) — En una ceremonia colectiva fueron velados el jueves los cinco indígenas asesinados presuntamente por un grupo de disidentes de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en el suroeste del país.

El velatorio colectivo se realizó en el polideportivo de un centro educativo de la población de Tacueyo al que asistieron centenares de indígenas. Luego de la ceremonia los familiares de cada una de las víctimas trasladaron los restos a sus lugares de origen en diferentes partes del departamento de Cauca para su sepultura, a la que ellos la llaman “la siembra”.

La tarde del martes, en la zona de Tacueyo, un grupo de indígenas que se movilizaba en camionetas fue sorprendido por un grupo de hombres que les dispararon con armas de fuego. Cinco fallecieron y otros seis resultaron heridos, dos de ellos de gravedad.

El Fiscal General, Fabio Espitia, señaló a disidentes de las FARC como los autores de la masacre. “Varios sujetos llegaron fuertemente armados en tres camionetas de alta gama que tenían orden de disparar contra la guardia indígena, quienes venían haciendo control territorial”. Las guardias indígenas protegen a sus comunidades y no portan armas de fuego.

La víspera el presidente Iván Duque realizó un consejo de seguridad en la población de Santander de Quilichao, a media hora de donde ocurrió la masacre, y anunció que en 40 días llegarán a esa región 2.500 miembros de la fuerza pública con el triple objetivo de controlar el territorio, cerrar las rutas del narcotráfico y desmantelar las organizaciones criminales.

El jueves por la tarde, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, anunció que el miércoles de la próxima semana se desplazará a una zona del Cauca donde evaluarán junto a las comunidades indígenas la situación de seguridad y los derechos humanos.

“Nos reuniremos con las autoridades territoriales y los indígenas y el gobierno nacional para encontrar puntos de acuerdo a efectos de reforzar todos los temas de protección y seguridad para ellos en el Cauca”, agregó.

Según la Organización Nacional Indígena Colombia en los últimos años han sido asesinados más de 115 indígenas en diferentes partes del país. Desde la noche del martes en el casco urbano de Tacueyo están apostados tres tanques blindados cerca de la estación de policía por seguridad.

Las autoridades estiman que hay unos 2.000 disidentes de las FARC en el país.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario