EEUU 18 septiembre 2021

Una tarde pasmosa: traspiés ponen en peligro planes de Biden

WASHINGTON (AP) — La víspera hubo una hora que el presidente Joe Biden sin duda querrá olvidar.

El Pentágono reconoció que un ataque con drones en Afganistán mató a 10 civiles, incluidos siete niños, no terroristas.

Un panel que asesoró a la agencia de salud estadounidense FDA votó a favor de no recomendar las inyecciones de refuerzo contra el COVID-19 para todos los estadounidenses mayores de 16 años, frustrando una esperanza del gobierno.

Francia anunció que retiraba a su embajador en Estados Unidos, furiosa por haber sido excluida de un acuerdo secreto de submarinos nucleares que Biden concretó con Reino Unido y Australia.

Los titulares punitivos, todos en una hora el viernes, subrayaron los peligros para cualquier presidente de los eventos incontrolables que pueden definir un mandato en la Casa Blanca.

Ocurrieron en momentos en que Biden ha visto una tendencia a la baja en los números de aprobación pública a medida que la crisis del COVID-19 se ha profundizado y se culpa a los estadounidenses por la caótica retirada de las tropas norteamericanas de Afganistán.

El gobierno de Biden esperaba implementar pautas de vacunas más estrictas, una nueva alianza internacional para enfrentar a China y un compromiso renovado con lo que Biden ha hecho mejor: sacar jugo de sus años en el Capitolio y conocimiento del proceso legislativo para persuadir a sus colegas demócratas para que aprueben los dos amplios proyectos de presupuesto que constituyen el corazón de su agenda.

Esos retos se volvieron ahora más difíciles.

Biden ha proclamado que derrotar la pandemia es la misión central de su presidencia, pero Estados Unidos tiene actualmente un promedio de más de 145.000 casos confirmados de COVID-19 por día, frente a un mínimo de alrededor de 8.500 por día hace tres meses.

El presidente ha echado la culpa del rebrote de casos a los más de 70 millones de estadounidenses que no han recibido una vacuna y a los legisladores republicanos que se han opuesto a sus esfuerzos cada vez más contundentes por presionar a la gente para que se vacune. Varios asistentes de la Casa Blanca esperaban que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) aprobara ampliamente las vacunas de refuerzo, pero un panel asesor sólo las recomendó para personas mayores de 65 años o con condiciones de salud subyacentes o circunstancias especiales.

En los últimos días, los asesores de Biden habían expresado tranquilamente su esperanza de que la caótica retirada de Afganistán, como la guerra misma durante gran parte de sus casi dos décadas, desapareciera de los titulares. Eso se hizo añicos el viernes por la tarde, cuando el Pentágono reveló el error fatal de lo que se creía que sería el último ataque estadounidense con drones de la guerra.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario