Mundo09 octubre 2019

Un reporte denuncia bofetones y burlas a mujeres de parto

JOHANNESBURGO (AP) — Más de un tercio de las mujeres en cuatro países pobres de África y Asia sufrieron bofetones, burlas, tratamiento forzoso u otras formas de maltrato durante el parto en centros médicos, según un reporte, que apuntó a que esos abusos podrían ocurrir en todo el mundo.

Las mujeres de Nigeria, Myanmar, Ghana y Guinea también sufrieron una alta tasa de cesáreas y cortes quirúrgicos en la vagina, o episiotomías, sin su consentimiento, según el estudio publicado el miércoles en la revista médica The Lancet.

“El maltrato durante el parto puede suponer una violación de los derechos humanos y podría ser un poderoso disuasorio a buscar cuidados por maternidad en centros”, indicó el estudio al comentar investigaciones similares.

El nuevo estudio, dirigido por la Organización Mundial de la Salud, siguió a 2.000 mujeres durante su parto y entrevistó a más de 2.600 mujeres tras dar a luz.

En torno al 42% reportó maltrato físico o verbal o alguna forma de discriminación durante el parto. Algunas mujeres sufrieron puñetazos, gritos, reproches o fueron atadas a la fuerza.

La mayor parte de los abusos ocurrió en los 15 minutos previos y posteriores al nacimiento. “Matronas y médicos describieron a las mujeres como ‘no colaboradoras’ durante este periodo y algunos justificaron el empleo de abusos físicos y verbales como ‘castigo’”, según la investigación citada en el reporte.

Las mujeres más jóvenes y con menos educación corren el riesgo de sufrir este maltrato, que también incluye negligencia del personal sanitario o el empleo de la fuerza durante el proceso, indicó el estudio.

Entre las 2.016 mujeres estudiadas, el 13% de las cesáreas y el 75% de las episiotomías se realizaron sin consentimiento. En el 59% de los casos se realizaron exámenes vaginales sin consentimiento.

“Las mujeres jóvenes y solteras tenían más probabilidad de que se les hicieran exámenes vaginales sin consentimiento”, señaló el estudio.

De las 2.672 mujeres entrevistadas tras el parto, más de la mitad, o el 57%, dijo que no se le había ofrecido ningún remedio para el dolor.

Algunas fueron detenidas tras el nacimiento en los centros médicos por no poder pagar la factura.

El estudio sugirió permitir que las mujeres tuvieran un acompañante de su elección durante el parto, mejorar el proceso de consentimiento informado y rediseñar las unidades de maternidad para mejorar la privacidad.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario