El quarterback de los Steelers de Pittsburgh, Ben Roethlisberger, aceptó un recorte a su paga durante el receso de la campaña.

La reestructuración con Roethlisberger contribuyó a que los Steelers tuvieran recursos disponibles para persuadir al wide receiver JuJu Smith-Schuster reactivarse con el equipo mediante un contrato de una campaña.

Smith-Schuster decidió permanecer en Pittsburgh en vez de irse como agente libre y citó su sentido de lealtad.

“Para mí, creo pesó más la lealtad y permanecer con el quarterback con el que he estado jugando las últimas cuatro temporadas”, declaró Smith-Schustser.

El wide receiver, seleccionado por los Steelers en segunda ronda del draft en 2017, afirmó que rechazó oportunidades para jugar con Baltimore y Kansas City.

“Patrick Mahomes es un gran quarterback, y estará jugando la próxima década, pero creo en la lealtad a mis entrenadores y mi quarterback”, apuntó.

“Si me fuera a los Ravens, todavía tendría fanáticos leales (en Pittsburgh), pero la rivalidad es grande y los fanáticos me destruirían. Los Chiefs tienen una gran ofensiva, poder jugar con Tyreek (Hill) y Travis (Kelce), pero en última instancia, debo hacer lo que sea mejor para mí, y es quedarme en el mismo equipo. Eso me facilita las cosas para el año siguiente, la agencia libre del año entrante es mucho mejor”.

Smith-Schuster, que firmó un acuerdo de 8 millones de dólares, dijo que permanecer en Pittsburgh también tiene su lógica financiera. Se prevé que el límite salarial suba considerablemente el año próximo después de bajar en 2021. Smith-Schuster señaló que podría haber oportunidades más jugosas si llega al mercado abierto en la próxima primavera. Tampoco ha descartado un regreso de largo plazo con Pittsburgh.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario