Mundo 02 julio 2020

Son ya 162 muertos por deslave en mina de jade de Myanmar

HPAKANT, Myanmar (AP) — Al menos 162 personas fallecieron el jueves en un deslave ocurrido en una mina de jade en el norte de Myanmar, el peor de una serie de accidentes mortíferos registrados en tales explotaciones en años recientes y de los cuales los expertos culpan al gobierno por no tomar medidas contra las condiciones de inseguridad que enfrentan los trabajadores.

El Departamento de Bomberos de Myanmar, que coordina los rescates y otros servicios de emergencia, informó aproximadamente 12 horas después del desastre que 162 cuerpos han sido recuperados del alud en Hpakant, el centro de la industria de extracción de jade más grande y rentable del mundo.

Los cálculos más detallados de la industria del jade en Myanmar indican que generó cerca de 31.000 millones de dólares en 2014. Hpakant es un área agreste y remota en el estado de Kachin, a 950 kilómetros (600 millas) al norte de la mayor ciudad del país, Yangón.

“Los mineros de jade fueron cubiertos por una ola de lodo”, señaló el Departamento de Bomberos. Agregó que 54 personas heridas fueron trasladadas a hospitales. Las cifras dadas a conocer por otras agencias estatales y medios eran inferiores a las del Departamento de Bomberos, que estaba más involucrado en las tareas en el logar del accidente. Se teme que un número no determinado de personas continúen desaparecidas.

Entre quienes participaban en las tareas de recuperación de cadáveres, que fueron suspendidas por la noche, se encontraban elementos del Ejército y de otras unidades oficiales, así como voluntarios de la zona.

La organización internacional Global Witness, con sede en Londres, afirmó en un comunicado que el accidente “es una condena al gobierno, incapaz de frenar las prácticas mineras imprudentes e irresponsables en las minas de jade en el estado de Kachin”.

“El gobierno debería suspender de inmediato las explotaciones mineras de gran escala ilegales y peligrosas en Hpakant y asegurarse que las compañías que realizan estas prácticas ya no sean capaces de operar”, agregó la organización.

En el lugar de la tragedia, una multitud se congregó bajo la lluvia en torno a los cadáveres cubiertos con plástico azul y rojo que fueron colocados en una hilera en el suelo.

Los accidentes en explotaciones mineras con múltiples fallecidos no son inusuales en el país.

Las víctimas mortales suelen ser mineros que trabajan por cuenta propia y que se instalan junto a enormes cerros de tierra extraída por maquinaria pesada. Los mineros de jade suelen trabajar y vivir en la base de esos montículos, que se vuelven especialmente inestables durante la temporada de lluvias.

.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario