Deportes 26 noviembre 2020

Sombrío panorama de Schalke en el fondo de la Bundesliga

BERLÍN (AP) — En medio de suspensiones, lesiones y el coronavirus, Schalke espera que la situación no empeore.

Al fondo de la tabla de la Bundesliga después de imponer un récord del club con 24 partidos sin ganar a lo largo de dos temporadas, Schalke parece encaminado a igualar la aciaga marca récord de la liga establecido por Tasmania de Berlín, con 31 encuentros sin ganar durante la temporada 1965-66.

Y para colmo, el técnico de Schalke Manuel Baum tendrá que ingeniárselas para confeccionar un once titular para el compromiso en la liga alemana ante Borussia Mönchengladbach el sábado.

El club anunció el jueves que un jugador, a quien no identificó, dio positivo en COVID-19 en día antes. La situación se agrava ante las bajas por lesiones de los delanteros Gonçalo Paciência y Ahmed Kutucu, del extremo Rabbi Matondo, del defensa central Salif Sané y del guardameta Ralf Fährmann.

Además de todo eso, el experimentado atacante Vedad Ibisevic tiene un pie afuera, y los mediocampistas Nabil Bentaleb y Amine Harit fueron suspendidos por el club el martes, cuando el director técnico Michael Reschke también aceptó desvincularse inmediatamente.

Reschke, que llegó al equipo con sede en Gelsenkirchen en 2019, fue el responsable de la conformación del plantel, entre otras tareas.

“Básicamente teníamos distintas visiones sobre el futuro deportivo del club”, afirmó el director deportivo, Jochen Schneider.

Ibisevic, de 36 años, llegó al Schalke el 3 de septiembre en un contrato por un año, pero su acuerdo será rescindido a partir del 31 de diciembre. Schneider dijo que Bentaleb saldrá del equipo a finales de esta temporada “a más tardar”.

Aparentemente Ibisevic fue sancionado por una acalorada discusión con Naldo, asistente de Baum, en una sesión de entrenamiento.

Harit se negó a saludar a Baum al momento de ser sustituido a los 38 minutos de la derrota del Schalke en casa por 2-0 frente a Wolfsburgo el pasado fin de semana. El defensor francés Benjamin Stambouli también manifestó su descontento al ser reemplazado al medio tiempo de ese mismo partido, pero no fue sancionado.

La última victoria del Schalke fue ante el Gladbach el 17 de enero, pero el equipo dirigido por Marco Rose ha pisado fuerte en la Bundesliga esta temporada. El Gladbach suma tres victorias y tres empates en ocho partidos, además de andar bien en la Liga de Campeones. Vencieron el miércoles 4-0 al Shakhtar Donetsk para quedar como líderes de su grupo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario