Cuatro personas, entre ellos el sobrino del primer ministro, fueron detenidas en Varsovia en una protesta contra políticas que algunos estiman podrían costarle a Polonia su membresía en la Unión Europea.

Organizadores y autoridades estiman que unas 100.000 personas participaron en la marcha del domingo.

La concentración buscaba expresar apoyo a la Unión Europea, tras un dictamen judicial según el cual en algunos casos las leyes nacionales de Polonia tienen precedencia a las del bloque continental.

Un sobrino del primer ministro Mateusz Morawiecki denunció que un policía le pateó en la cabeza cuando estaba en el piso siendo detenido.

El portavoz policial Sylwester Marczak confirmó la detención temporal de Franek Broda, pero no mencionó la denuncia de maltratos. Broda, de 18 años, es crítico del gobierno y activista por los derechos LGBT.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario