Mundo10 septiembre 2019

Siguen apareciendo fosas comunes en Raqqa, Siria

RAQQA, Siria (AP) — Los vecinos dijeron que sentían un olor extraño en la casa de al lado. La vivienda, que la organización Estado Islámico había usado como escuela para sus “cachorros”, no había sido tocada desde que los combatientes fueron expulsados de esta ciudad siria hace dos años. Habían crecido yuyos alrededor de un vehículo abandonado en el patio.

Antes de iniciar las tareas de excavación, el personal enviado al lugar ya sabía lo que había debajo: Se trataba de una nueva fosa común encontrada en Raqqa, la fugaz capital del “califato” que Estado Islámico decía haber creado.

En el primer día de excavaciones aparecieron dos cadáveres. Pocos días después ya había una veintena, incluidos mujeres y niños, que habían sido amontonados en fosas en el patio.

El hallazgo, que periodistas de la Associated Press observaron durante el fin de semana, fue la 16ta fosa común encontrada en Raqqa desde que EI fue expulsado de la ciudad en el 2017. La aparición de estas fosas en casas, parques y edificios derrumbados constituye un macabro recordatorio de los horrores perpetrados por los combatientes y de la barbarie que se vivió al tratar de aniquilarlos.

Durante su reinado, los extremistas realizaron matanzas masivas, decapitaciones públicas y otras atrocidades. Hombres y mujeres acusados de adulterio murieron apedreados y los individuos que se pensaba eran gays fueron tirados desde el techo de edificios y luego apedreados.

Hubo más muertos producto de años de bombardeos aéreos y de campañas terrestres para liberar Raqqa, obra de fuerzas encabezadas por los curdos y apoyadas por aviones de combate de la coalición liderada por Estados Unidos. Estas acciones destruyeron casi el 80% de Raqqa.

Hasta ahora se han exhumado 5.218 cadáveres de fosas comunes o de entre los escombros de edificios derrumbados en Raqqa y sus alrededores, de acuerdo con Yasser Khamis, quien dirige el equipo de servicios de emergencia. Unos 1.400 serían combatientes del EI, incluidos algunos extranjeros, que se distinguen por sus indumentarias. De los restantes, unos 700 fueron identificados por seres queridos.

Khamis dijo que la falta de recursos complica la búsqueda de fosas y también la determinación de la causa de las muertes. Muchos perecieron en bombardeos aéreos, explosiones de minas terrestres, matanzas masivas o eran combatientes del EI o víctimas enterradas por esa agrupación o por seres queridos. Algunos de los restos exhumados estaban esposados.

Los cadáveres encontrados en la nueva fosa son de personas que murieron probablemente en los últimos días de combates y fueron enterrados de apuro.

La vivienda fue construida con un estilo típicamente árabe. Tiene un patio interior rodeado de habitaciones. Las paredes exteriores están llenas de impactos de balas y adentro había anotadores y escritorios de niños, lo que indica que EI usó el edificio como escuela.

El personal de emergencia desenterró un nuevo cadáver el sábado, durante una visita de periodistas de la AP. Tenía un uniforme que indicaba que era de un combatiente del EI. Las excavaciones concluyeron el lunes y se encontraron en total restos de 19 personas, incluidas tres mujeres y dos niños.

Con frecuencia la gente enterró a sus muertos en fosas comunes en sus jardines al no poder alejarse de sus casas durante los combates. En algunas fosas del mismo distrito se encontraron hasta 90 cadáveres.

También han aparecido fosas comunes en un parque público y en un centro de entrenamiento. En la fosa del parque aparecieron al menos 1.400 cadáveres, según Khamis.

Raqqa fue la capital del califato del EI, que en el 2014 llegó a controlar un tercio de Siria e Irak. La agrupación ya no controla ciudades, pero sigue activa en la frontera y lanza ataques.

Las Naciones Unidas dijo que en los ocho años de guerra civil más de 100.000 personas fueron detenidas, secuestradas o desaparecieron. Decenas de miles de muertos estarían enterrados en fosas comunes, la mayoría de ellos víctimas del EI. Khamis dijo que hay unos 2.000 desaparecidos en Raqqa, según denuncias de familiares, pero que esa cifra probablemente sea mucho mayor ya que le gente perdió la esperanza de dar con sus seres queridos y no reporta su desaparición, o se ha mudado a otra ciudad.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario