Serie Mundial 26 octubre 2021

Bravos y Astros a Serie Mundial inédita

Los Astros de Houston y los Bravos de Atlanta se enfrentan a partir de este martes en una Serie Mundial inédita

Para Houston, es su tercera visita al clásico de otoño en los últimos cinco años y cuarta en total.

Los Astros, cuando aún pertenecían a la Liga Nacional, fueron barridos en cuatro juegos por los Medias Blancas de Chicago en el 2005.

Luego ganaron finalmente en siete juegos en el 2017, en aquella polémica Serie Mundial ante los Dodgers de Los Angeles en la que hubo trampa incluida, lo cual le costó el cargo al entonces gerente general Jeff Luhnow y al manager A.J. Hinch.

Y aunque partieron como favoritos en el 2019, fueron dominados por los Nacionales de Washington, que se impusieron 4-3 en la gran final de la pelota.

Para Atlanta, es su primer viaje en lo que va de siglo XXI y noveno en toda su historia.

Nacidos en Boston, los Bravos se coronaron por primera vez en 1914.

Luego se mudaron a Milwaukee en la década de los 50 y en 1957 sorprendieron a los poderosos Yankees de Nueva York, al vencerlos 4-3, de la mano del derecho Lew Burdette, ganador de tres de los encuentros, en los que caminó toda la ruta.

Un año después repetían el viaje al clásico de octubre, pero los Yankees tomaron desquite en la serie, que nuevamente se fue al máximo de siete encuentros.

En 1966 se mudaron a Atlanta, pero no fue hasta la década de los 90, bajo el mando de Bobby Cox, que se convirtieron desde entonces en uno de los mejores equipos de todo el béisbol, de esos que casi todos los años están en la pelea.

En 1991 y 1992 fueron por primera vez a la gran fiesta de octubre desde que estaban en Atlanta y en ambas ocasiones salieron por la puerta estrecha, al perder en siete juegos ante los Mellizos de Minnesota y en seis frente a los Azulejos de Toronto, respectivamente.

La gloria llegó en 1995, cuando de la mano de Greg Maddux, Tom Glavine y John Smoltz, todos miembros del Salón de la Fama de Cooperstown, dispusieron de los Indios de Cleveland en seis choques.

Un año después repitieron ante un viejo rival y tras salir con ventaja de 2-0 en Yankee Stadium, vieron cómo el sueño se desvanecía en su propia casa del Fulton County Stadium ante los Bombarderos del Bronx.

Y en 1999, Yankees y Bravos volvieron a verse las caras, pero los neoyorquinos le pasaron la escoba en cuatro encuentros.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario