Deportes07 octubre 2019

Seleccionadas de EEUU rechazan argumentos de federación

La federación estadounidense de fútbol hizo una afirmación engañosa cuando indicó que algunas integrantes de la selección de fútbol devengaban más dinero que los integrantes del equipo de hombres, señalaron las deportistas en documentos presentados el lunes ante un tribunal.

Las jugadoras consideraron que la paga para los integrantes de la selección masculina hubiera sido mayor en caso de alcanzar el mismo éxito que lograron ellas.

Los documentos representaron una respuesta a una moción de la federación contra la exigencia de las futbolistas, quienes buscan certificar una demanda colectiva en busca de paga equitativa.

El mes pasado, las jugadoras pidieron que una corte incluyera a todas las convocadas a la selección nacional. Con ello, la demanda abarcaría a más de 50 futbolistas.

Veintiocho jugadoras, incluidas las estrellas Alex Morgan y Megan Rapinoe, fueron parte de la demanda original interpuesta en marzo contra la federación, bajo el argumento de que hay una discriminación institucionalizada de género que incluye compensaciones inequitativas entre las selecciones de hombres y mujeres.

Se ha fijado el 5 de mayo como la fecha en que comenzará el juicio en la corte federal de distrito en Los Ángeles.

La federación ha sostenido que las compensaciones para cada equipo se derivan de contratos colectivos separados, y que las estructuras de paga son distintas en consecuencia. Los hombres son remunerados principalmente de acuerdo con su número de apariciones y su desempeño, mientras que el convenio con las mujeres incluye provisiones de salud y otros beneficios, así como salarios cubiertos en la liga nacional de fútbol femenino.

Recién la semana pasada, la federación arguyó que cuatro jugadoras _Morgan, Rapinoe, Carli Lloyd y Becky Sauerbrunn_ recibieron más dinero que el jugador mejor remunerado de la selección masculina durante un periodo de cuatro años, de 2014 a 2019.

Esas cuatro futbolistas obtuvieron más dinero, incluso sin tomar en cuenta sus salarios en la liga femenina, indica la moción.

Según la federación, en vista de que estas futbolistas ganaron más, no estaban en condiciones de ser representadas en una demanda colectiva.

“Las mujeres eligieron tener un salario garantizado de 172.500 dólares al año. Y además de su salario, perciben bonos por partidos y torneos, aparte de recibir un robusto paquete de prestaciones. Aunque los jugadores de nuestra selección masculina pueden obtener bonos mayores, asumen más riesgos, dado que no reciben dinero garantizado ni prestaciones dentro de una estructura contractual en que se les paga por jugar”, razonó la federación.

Pero el documento presentado el lunes por las futbolistas recalca que el único motivo por el que las cuatro jugadoras han ganado más es porque “han trabajado en muchos más partidos, han tenido mucho más éxito y fueron capaces de devengar más dinero en salarios y bonos, incluso bajo la serie indiscutiblemente discriminatoria de políticas de compensaciones de la federación”.

El documento enfatiza en que esto no equivale a una paga equitativa.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario