Salud 15 enero 2021

En 12.3% la tasa de positividad del coronavirus

En 59 municipios, el nivel de positividad supera el 10% y solo Las Marías refleja una tasa de 3% a 5%

Aunque las hospitalizaciones por COVID-19 han bajado significativamente en comparación con los números registrados los últimos dos meses del año pasado, la positividad del virus está en 12.3%, lo que, según el Fideicomiso de Salud Pública, amerita mantener medidas de confinamiento.

La tasa de positividad del virus estaba en 12.3% al 6 de enero, considerando todas las pruebas moleculares que habían arrojado positivo entonces. Mientras, las pruebas realizadas en las últimas dos semanas advierten que, en 59 municipios, la positividad de esta enfermedad es de 10% o más. Según información recopilada y analizada por el Fideicomiso, en 18 pueblos, la tasa está entre 5% y 9.9%. Solo hay un municipio, Las Marías, con una proporción menor: 3% a 5%.

Estos y otros datos asociados al progreso del virus en la isla mantienen el riesgo de contagio en nivel naranja o “sustancial”. Bajo ese nivel, el Fideicomiso le recomienda a la población mantenerse en sus hogares.

Según el doctor José Rodríguez Orengo, director del Fideicomiso de Salud Pública, se estima que actualmente hay unos 500 casos nuevos diarios, mientras que las hospitalizaciones rondan los 400.

“A finales de noviembre y principios de diciembre, estábamos desbocados (con muchos contagios). Ahora, la pendiente de la colina no está tan fuerte, pero todavía estamos corriendo esmandados. Parece que en la última semana va a haber un leve aumento de lo que había a fin de año”, dijo.

Embed

Advirtió que, en las últimas semanas de diciembre, no se realizaron ni procesaron muchas muestras del virus.

Rodríguez Orengo alertó, además, que la letalidad o cantidad de fallecidos divididos por la cantidad de muestras realizadas es alta. Precisó que, mientras en octubre estaba en 1.4%, para diciembre subió a 2.2%, porcentaje que, resaltó, se sostiene ahora en enero, con 22 decesos por cada 1,000 pacientes de COVID-19.

“En diciembre, teníamos (unos) 13 fallecidos por día. Nos preocupa que tengamos esa cantidad”, indicó, aunque calificó de “buenas noticias” la baja reflejada en las hospitalizaciones por esta enfermedad.

Según datos del Departamento de Salud, al día de ayer, había 407 hospitalizaciones por el virus, mientras el año pasado se llegaron a registrar casi 700 en un día. Entre las pruebas moleculares y de antígeno positivas, ya suman 84,816 los casos en la isla, donde también se han registrado 60,303 pruebas serológicas positivas al virus. En tanto, ayer se reportaron 21 muertes adicionales por esta enfermedad, lo que eleva a 1,679 las fatalidades asociadas al virus. En las muertes reportadas ayer, había personas de todas las regiones, entre los 39 y 95 años.

Datos de Salud advierten, además, que del 7 de diciembre al 7 de enero se registraron 419 brotes del virus, de los cuales 298 se mantienen abiertos. Según el Informe del Sistema Municipal de Investigación de Casos y Rastreo de Contactos, datos reportados hasta el 11 de enero indican que, en 56 pueblos, han tenido al menos un brote de COVID-19. Las regiones de Bayamón y la Metropolitana lideran los reportes de brotes, que siguen concentrándose en el ámbito familiar (73%).

Rodríguez Orengo advirtió que haber reducido las hospitalizaciones por COVID-19 coloca a Puerto Rico con una mayor capacidad hospitalaria que Estados Unidos. A nivel de unidades de cuidado intensivo, dijo, la disponibilidad de camas es de 37%, mientras que la de camas regulares es “mucho mayor”, aunque no especificó.

“Ahora hay que ver cuál va a ser el efecto de la reapertura en dos semanas”, dijo, en referencia a la nueva orden ejecutiva emitida por el gobernador Pedro Pierluisi.

Según el bioquímico, el escenario ideal para poder reabrir de una forma adecuada sería que la positividad del virus esté en 3%. Esto equivale, explicó, a que hayan menos de 10 casos por cada 100,000 habitantes, lo que se traduce en unos 20 casos diarios.

Por otra parte, comentó que hay preocupación por las nuevas cepas del virus y la posibilidad de que se multipliquen los contagios. Aunque resaltó que las nuevas variantes de esta enfermedad parecen ser más contagiosas entre los niños, comentó que esto abre la puerta a que aumenten los casos en poblaciones más vulnerables.

Plan de vacunación

Mientras tanto, datos de Salud indican que, hasta el 13 de enero, Puerto Rico había recibido 225,900 dosis de vacunas contra el COVID-19. Hasta esa fecha, 190,615 de ellas habían sido distribuidas.

Según se ha informado, a Puerto Rico llegan semanalmente unas 40,000 vacunas entre las de Pfizer y las de Moderna. De esas, unas 10,000 son repartidas entre las cadenas de farmacias Walgreens y CVS para las vacunaciones que realizan en centros de cuidado de larga duración para los adultos mayores allí congregados y los empleados de esas instalaciones. Actualmente, Puerto Rico se encuentra en las fases 1-A y 1-B de vacunación, lo que comprende a profesionales de la salud, adultos mayores y algunos trabajadores de primera respuesta.

En entrevista con El Nuevo Día el jueves, el doctor Ángel Rivera, director del Programa de Vacunación del Departamento de Salud, reveló que, hasta el 1 de enero, se habían reportado 68 efectos adversos a la vacuna en la isla. De esos, solo uno fue un reporte de evento severo. Aunque no se ofrecieron detalles al respecto, se informó que el resto (67) fueron eventos no severos, y ninguno resultó en una fatalidad.

Según Rivera, a nivel central, solo se habían canalizado a través de Salud 13 efectos adversos a la vacuna. El resto, dijo, fueron sometidos de forma independiente por proveedores directamente al Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS, en inglés). Este es un programa nacional para vigilar la seguridad de las vacunas después que son aprobadas.

Entre los 13 casos de reacciones adversas a las vacunas que Salud le reportó al gobierno federal, se encuentran personas de 28 a 52 años. Mareos, síncopes, dolor de cabeza, edema o hinchazón de ojos, mejillas y labios, “rash” o erupciones en los hombros y espalda, picor en la garganta, tos persistente, fiebre y dolor muscular fueron algunos de los síntomas reportados presuntamente asociados con la vacuna.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario