Rusia 15 octubre 2021

Rusia prevé dar un respiro financiero a su aliado cubano, pero no será gratis

Moscú podría conceder un aplazamiento de los pagos de un préstamo interestatal que La Habana dejó de honrar a principios de 2020

Según publica Diario de Cuba, el Gobierno de Rusia prevé conceder a su aliado cubano un aplazamiento de los pagos de un préstamo interestatal que La Habana dejó de pagar a principios de 2020, según un proyecto de decreto gubernamental publicado por el Ministerio de Finanzas ruso, informó el diario Védomosti.

Según el documento, el ministerio propone conceder a los préstamos "vacaciones" durante dos años a partir de la fecha de vencimiento.

El proyecto del decreto establece los requisitos previos para la reestructuración de la deuda del Gobierno de Cuba. En concreto, Moscú concedió 2.300 millones de dólares en préstamos estatales a La Habana entre 2006 y 2019 para financiar proyectos de energía, metalurgia, infraestructuras de transporte, así como el suministro de energía para "apoyar el sustento de la economía cubana".

Sin embargo, ya a principios de 2020 el Gobierno de Cuba dejó de pagar los préstamos estatales rusos, al tiempo que acumulaba obligaciones vencidas con los bancos comerciales del país europeo, la corporación estatal de desarrollo VEB.RF y los exportadores rusos, especifica el documento, según recogió la edición en español de Rusia Beyond.

El pasado mes de septiembre las autoridades cubanas pidieron al Gobierno ruso que reconsiderara las condiciones del pago de la deuda soberana. Los representantes de La Habana justificaron su petición por el hecho de que el país se enfrentaba a "dificultades geopolíticas y económicas simultáneamente, ajenas a las autoridades locales".

Raul Castro.png

Citaron la pandemia, el endurecimiento del embargo estadounidense, la reducción de la cooperación energética con Venezuela, la disminución de los ingresos en divisas por exportaciones de turismo y servicios sanitarios, la caída de los precios mundiales de las exportaciones clave, etc.

La Habana dijo que esas son "dificultades objetivas sin precedentes en las últimas décadas".

Los medios locales rusos señalaron que el Ministerio de Finanzas de Rusia está de acuerdo en líneas generales con los argumentos de su aliado cubano, según el proyecto del decreto. Así, el Ministerio propone conceder al país unas "vacaciones" crediticias de más de dos años. El Gobierno de Cuba tendrá que empezar a solventar los pagos de las deudas de 2020 a partir de junio de 2022 y las deudas de 2021 a partir de junio de 2023.

Según citó Vedomosti, "no se esperan implicaciones presupuestarias significativas para Moscú debido al otorgamiento de un aplazamiento a Cuba. El déficit de ingresos por impago de intereses para el período 2020-2021 ascenderá a 57 millones de dólares". Sin embargo, el dinero perdido por el presupuesto será compensado en el futuro. Volverán al tesoro entre 2022-2027 y el Gobierno de Cuba tendrá que pagar 11 millones adicionales por el retraso.

Los medios locales recordaron que en 2014 Rusia ya perdonó a La Habana unos 30.000 millones de dólares de la deuda acumulada desde la época soviética.

El aplazamiento de la deuda se conoce cuando el director de Relaciones Internacionales Financieras del Ministerio de Finanzas ruso, Pavel Snisorenko, acompaña al viceprimer ministro de Rusia, Yuri Ivanov Borísov, en una visita a Cuba, según recogió Sputnik News.

El enviado de Putin fue recibido por Raúl Castro en una reaparición del general ante los medios.

Borisov se reunió también en la Isla con Miguel Díaz-Canel y el viceprimer ministro Ricardo Cabrisas Ruiz para discutir "temas de cooperación comercial y económica entre ambos países y el desarrollo de proyectos conjuntos en Cuba".

Notas Relacionadas

Deja tu comentario