Rusia 17 enero 2021

La policía rusa arrestó al opositor Alexéi Navalny en el aeropuerto de Moscú

El activista retornó a su país cinco meses después de ser envenenado. Su avión fue desviado de un aeropuerto a otro y luego de descender de la nave fue detenido

Alexéi Navalny sabía que podía ocurrir, pero eso no lo detuvo. El opositor decidió volver a su país cinco meses después de ser envenenado aún cuando las amenezas de captura eran explícitas. Y así fue, el activista fue arrestado por la policía no bien pisó territorio ruso.

Minutos después de que se difundiera su detención, el servicio penitenciario, el FSIN, confirmó el arresto. Aseguró que lo hizo por “múltiples violaciones” de una sentencia suspendida en 2014 por cargos de fraude, y añadió que “se le mantendrá en custodia” hasta que un tribunal dicte sentencia.

El avión de Berlín que lo transportaba aterrizó en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú a pasadas las 20, hora local. La nave tenía previsto aterrizar en el aeropuerto de Vnukovo, pero minutos antes de tocar tierra, la terminal aérea cerró sorpresivamente por “razones técnicas”, según el servicio de prensa de la aerolínea Pobeda. Según periodistas de la AFP a bordo del avión, el piloto anunció en un primer momento un retraso de 30 minutos a causa de un “problema técnico”, antes de indicar que el aparato se dirigía hacia Sheremétievo.

https://twitter.com/RT_com/status/1350853035992481795

Navalny, ahora preso, decidió volver a Moscú tras varios meses de convalecencia en Alemania tras sufrir un envenenamiento.

En el otro aeródromo, donde le esperan decenas de sus partidarios y donde se encuentran agentes antidisturbios, las fuerzas del orden detuvieron a varios de sus aliados, indicó en Twitter Ivan Jdanov, uno de los más allegados colaboradores del opositor. Entre los arrestados está su hermano.

Hacia las 14 GMT, el avión despegó desde Berlín. A bordo, el político subió un video junto a su pareja y escribió: “Nos vamos a casa”. Además, dijo a los reporteros del vuelo que es inocente y que no teme ser detenido.

Tengo la fila de la suerte, la 13”, dijo. “Tengo todo el derecho a regresar a casa”, añadió. “Quiero expresar mi más profundo agradecimiento. Gracias a todos, espero que todo irá bien. Hoy soy muy feliz”, declaró, tras ser conducido por la policía alemana directamente a su avión junto a su esposa Yulia.

https://twitter.com/RT_com/status/1350858721245671424

En la víspera de su partida, el opositor también había dado las gracias a los médicos, policías y políticos alemanes que conoció durante los cinco meses que pasó en el país. “Gracias, amigos”, escribió en Instagram.

Desde que el principal enemigo de Vladimir Putin anunció el miércoles su intención de regresar, los servicios penitenciarios rusos (FSIN) le advirtieron y aseguraron que se verán “obligados” a detenerle por violar las condiciones de una condena con suspensión de pena que le impuso la justicia en 2014. Navalny, de 44 años, no hizo caso de esas maniobras que, según él, están destinadas a “amedrentarlo”.

La principal figura de la oposición rusa cayó súbitamente en coma en agosto, cuando regresaba de un viaje a Siberia. Inicialmente fue hospitalizado en Omsk, una gran ciudad de la región, pero fue evacuado unos días después a un hospital de Berlín tras la presión de sus allegados.

Tres laboratorios europeos concluyeron que el opositor fue envenenado con un agente nervioso del tipo Novichok, desarrollado en la época soviética, una conclusión que confirmó la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OIAC) pese a que Moscú lo ha negado.

El opositor acusa a los servicios especiales rusos (FSB) de haber tratado de asesinarle por orden directa de Vladimir Putin.

Sin embargo, las autoridades rusas acusaron a los servicios secretos occidentales y hasta a la higiene de vida de Navalny. Hasta ahora, Moscú se ha negado a abrir una investigación para descubrir lo que le ocurrió a Navalny, debido al supuesto rechazo de Alemania a compartir sus informaciones con Rusia.

Fuente: infobae.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario