Mundo 28 mayo 2020

Rusia rechaza acusaciones de que subestima saldo de muertes

MOSCÚ (AP) — Las autoridades rusas actualizaron el jueves sus cifras de muertes por coronavirus, tratando de disipar las dudas sobre la tasa comparativamente baja de decesos de Rusia por COVID-19.

El departamento de salud de Moscú anunció que tasa de mortalidad para abril en la capital rusa fue de entre 1,4% y 2,8%, dependiendo de la metodología utilizada. La cifra de Moscú es una tasa mucho menor a las reportadas en Londres, Nueva York y otras grandes ciudades.

Aparte de las 636 muertes atribuidas directamente al COVID-19 en abril, el departamento añadió 756 decesos de personas que dieron positivo al virus pero fallecieron por otras causas. Destacó que en 360 de esos casos el coronavirus fue “un catalizador”, al haber exacerbado los problemas de salud de esas personas y contribuyó a sus muertes.

Además, la entidad añadió 169 muertes de personas que dieron negativo al virus, pero cuyas autopsias indicaron que probablemente fallecieron debido a la enfermedad.

Anteriormente, el departamento incluía solamente los decesos causados directamente por el virus, por lo que el aumento de las muertes comparado a abril de 2019 era calificado como un “exceso” inexplicado. Ello suscitó denuncias de que las autoridades en Moscú e incluso en otras partes de Rusia pudieran haber registrado oficialmente menos muertes por coronavirus por razones políticas.

Hace pocos días el presidente ruso Vladimir Putin ordenó levantar el confinamiento aplicado desde marzo y animó a los gobernadores regionales a ir relajando las restricciones paulatinamente. Esta semana anunció que el tradicional desfile militar para conmemorar la victoria sobre los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, fijado inicialmente para el 9 de mayo, tendrá lugar el 24 de junio.

La prensa local reportó además que el Kremlin fijará pronto la fecha para realizar un plebiscito sobre una reforma constitucional, que había sido fijado para abril pero que fue pospuesto debido al virus. La reforma constitucional podría permitirle a Putin permanecer en el poder hasta 2036.

Tanto el desfile militar como el referéndum requerirían levantar las restricciones sobre contacto humano impuestas para frenar el contagio. Las autoridades insisten en que ahora ello es posible porque la cifra de infecciones ha llegado a su pico.

Sin embargo, los críticos del Kremlin han denunciado que el gobierno está poniendo en peligro la salud pública con tal de impulsar sus objetivos políticos.

La cantidad de infecciones nuevas diarias ha ido bajando tras alcanzar a su pico en mayo, pero sigue siendo alta: el jueves se registraron 8.300 casos nuevos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario