Mundo 21 mayo 2022

Rusia: Es hora de parar ayuda de Turquía a rebeldes sirios

NACIONES UNIDAS (AP) — El embajador adjunto de Rusia ante Naciones Unidas aseguró que no ve motivos para continuar con la entrega de ayuda humanitaria de Turquía al noroeste de Siria, bajo control rebelde, acusando a Occidente y a la ONU de no hacer lo suficiente para llevar ayuda desde Damasco y de no financiar “los proyectos de recuperación temprana” para mejorar la vida de millones de sirios.

Dmitry Polyansky dijo el viernes al Consejo de Seguridad de la ONU que “no estamos bien” con la preservación del estatus quo a cualquier costo, y no “podemos hacernos de la vista gorda al hecho de que terroristas del HTS”, el grupo extremista más fuerte en Idlib noroccidental “usurpen la autoridad y manipulen la asistencia humanitaria”.

Agregó que los simpatizantes de la entrega de ayuda transfronteriza “no muestran intención” de facilitar la entrega de ayuda a través de las líneas de conflicto desde Damasco, lo cual podría organizarse fácilmente, “por lo que no tenemos motivos para preservar el mecanismo transfronterizo”.

Polyansky indicó que los combatientes de Al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria, “aseguran abiertamente que no van a permitir el paso de cargamentos de ayuda humanitaria desde Damasco en detrimento" de la entrega de asistencia transfronteriza.

A principios de julio de 2020, China y Rusia vetaron una resolución de Naciones Unidas que habría mantenido dos puntos de cruce fronterizo desde Turquía para entregar asistencia humanitaria a Idlib. Días después, el consejo autorizó la entrega de ayuda a través de uno de esos puntos, Bab al-Hawa. El mandato de un año se extendió por otro el 9 de julio de 2021, y expira en unas seis semanas.

El secretario general de asuntos humanitarios de la ONU, Martin Griffiths, dijo el viernes al consejo que Naciones Unidas hace “todo lo posible” por expandir la entrega de ayuda a través de las líneas de combate, y está trabajando para organizar una quinta caravana este año. Pero subrayó que “las operaciones entre líneas no pueden reemplazar bajo las condiciones actuales el tamaño o el alcance de la enorme operación transfronteriza de la ONU”.

“No renovar el permiso afectará la asistencia vital para las personas que viven en el noroeste, incluyendo a más de un millón de niños”, subrayó.

Fuente: Associated Press

Notas Relacionadas

Deja tu comentario