Deportes06 noviembre 2019

Rivers se prepara para su última visita a Oakland

OAKLAND, California, EE.UU. (AP) — Desde su primera actuación como titular en su carrera en 2006 a algunas remontadas vibrantes, el quarterback Philip Rivers de los Chargers ha tenido abundantes experiencias memorables enfrentando a los Raiders en el Coliseo de Oakland.

Así que habrá algo de nostalgia cuando Rivers juegue su último partido programado allí el jueves por la noche, en que los Chargers (4-5) se miden con los Raiders (4-4), duelo crucial para las esperanzas de ambos equipos de llegar a los playoffs.

“Me encanta jugar allí”, dijo Rivers. “Hay ciertos sitios a los que uno va... por ejemplo, Kansas City, puedo imaginarme que los tipos que se sientan detrás de nuestra banca han estado sentándose allí durante 15 años. Lo mismo en Oakland y lo mismo en Denver, así que creo que... es un poco que tienes esta relación con el ambiente y los aficionados que están allí porque has estado allí tantas veces”.

Rivers ha acudido al Coliseo con tanta frecuencia (13 veces) que sólo nueve jugadores de los Raiders han jugado más veces allí que él, un indicio de la longevidad de Rivers y de la profunda reestructuración del plantel de Oakland con el entrenador jefe Jon Gruden.

Rivers ha ganado nueve de esas presentaciones como titular, lanzando 24 pases para touchdown en los encuentros, totales que sólo los quarterbacks de los Raiders Derek Carr y Rich Gannon han superado en el Coliseo desde que el equipo regresó a Oakland en 1995. Planea trasladarse a Las Vegas en 2020.

Pero lo que más le agrada a Rivers es el ambiente y el hecho de que el estadio es el último de la NFL que también se usa para otros deportes.

Los Raiders están recibiendo contribuciones impresionantes de sus novatos, con cuatro touchdowns _un récord de la franquicia_ en el triunfo de la semana pasada sobre Detroit. El running back Josh Jacobs encabeza el desempeño con 740 yardas en acarreos y seis touchdowns, mientras que el tight end Foster Moreau ha añadido tres atrapadas para anotación y el receptor Hunter Renfrow lleva dos. Los 11 touchdowns de novatos suman cinco más que Washington, el equipo que les sigue en esa estadística, y los Raiders están empatados con la mayor cantidad en la historia luego de ocho partidos en la campaña desde que los Rams sumaron 16 en 1983.

Al igual que la mayoría de los entrenadores y jugadores, a Gruden no le agradan los partidos del jueves por la noche con sólo tres días de preparación. Y aún más ahora que los Raiders enfrentan lesiones en la línea ofensiva que dejan interrogantes sobre quién estará disponible. El tackle derecho Trent Brown salió del partido anterior con una lesión en la rodilla en el primer cuarto y se desconoce cuál es su estatus. El centro Rodney Hudson se perdió el juego de la semana pasada debido a un esguince en un tobillo que podría no haber sanado a tiempo para que él pueda jugar ante los Chargers.

“Es difícil prepararse para enfrentarlos cuando no sabes con quién cuentas en tu equipo”, señaló Gruden.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario