Mundo 24 mayo 2020

Registran alza de muertes en Yemen durante la pandemia

ADEN, Yemen (AP) — En un cementerio de la ciudad más grande del sur de Yemen, decenas de tumbas recientes son testimonio de un incremento en los decesos durante la pandemia del coronavirus.

Los enterradores del panteón desconocen la causa de muerte de los recién fallecidos. Pero no se puede negar que ha habido un aumento en el número de personas que enferman en la ciudad portuaria de Adén, muy probablemente de COVID-19.

Muchos de los restos son enterrados con pocas medidas sanitarias y en presencia de un pequeño número de dolientes. Los trabajadores portan mascarillas o se cubren el rostro con un paño.

Mohammed Ebeid, un enterrador en Adén, dijo que el trabajo en el panteón donde labora se ha quintuplicado, con 51 entierros en la última semana.

“Esto es algo extraño, nunca lo habíamos visto antes”, le dijo a The Associated Press a finales de la semana pasada.

La organización de ayuda internacional Médicos sin Fronteras (MSF) ha reportado un alza en el número de decesos y contagios vinculados con el coronavirus, entre ellos la muerte de personal sanitario en una instalación que el propio organismo opera en la ciudad. Los habitantes de Adén habían señalado previamente que varios hospitales cerraron sus puertas ante el temor de los trabajadores de la salud de contraer el virus por carecer de equipo de protección.

El incremento también ha puesto en evidencia el grado de contagios con el virus en el país azotado por la guerra.

Caroline Seguin, gerente de operaciones de MSF en Yemen, dijo el viernes a la AP que la tasa de mortalidad en sus instalaciones que atienden a pacientes de COVID-19 es “muy, muy elevada” y que mucha gente ha llegado “casi muerta, o de antemano muerta”.

El grupo informó a través de un comunicado la semana pasada que el alto número de muertes en su centro de tratamiento para coronavirus en Adén “habla de una catástrofe más amplia desarrollándose en la ciudad”. Este puerto clave del sur del país ha sido testigo recientemente de un nuevo capítulo en la lucha interna por el poder entre las fuerzas del gobierno y separatistas sureños que declararon un gobierno autónomo el mes pasado, lo que generó un caos en el sector salud.

Las instalaciones no tienen más opción que rechazar a los pacientes, lamentó Seguin, al no contar con el personal ni los suministros suficientes para atender a la población. El centro de tratamiento de MSF es el único dedicado a la atención de enfermos de COVID-19 en todo el sur de Yemen.

En la mayoría de la gente, el coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Sin embargo, en algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves, incluyendo neumonía, o la muerte.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario