Mundo02 noviembre 2019

Refugiado sirio en EEUU reconstruye su vida usando la comida

NUEVA YORK (AP) — Cuando Diaa Alhanoun llegó a Estados Unidos desde Siria como refugiado durante la sangrienta guerra civil de su país, había mucho que no sabía, empezando por el inglés.

Pero había algo de lo que tenía bastante certeza: cualquier otra cosa que el futuro le deparara a él y a su familia, estaba seguro de que iba a incluir a la comida, una constante en su vida desde que dejó la escuela a los 15 años para trabajar en el restaurante de un tío en Damasco.

En estos días él ya trabaja en otro restaurante, pero que es suyo. Junto con un socio, Alhanoun, de 48 años, es el chef detrás del recién inaugurado Sakib, un pequeño local en una esquina de la avenida Bedford en el barrio Williamsburg de Brooklyn, donde prepara la comida mediterránea que aprendió a cocinar cuando era adolescente.

“Llegué con esta idea: espero aprender inglés y ver cómo come la gente”, dijo Alhanoun con un inglés entrecortado que aprendió desde su llegada en octubre de 2016. “Antes de llegar aquí, yo pensaba en el futuro y sabía que quería un restaurante”.

La comida lo ha llevado por todo el mundo: ayudó a abrir un restaurante en Rusia cuando rondaba los 20 años y otro más hace unos años en Sudán, además de trabajar en servicios de banquete cuando vivía en Siria. Su abuelo materno tenía un restaurante, así como cinco de los seis hermanos de su madre, entre ellos aquel con el que aprendió a cocinar.

Alhanoun dejó Siria en 2012 para abrir un restaurante en Sudán, pero para cuando intentó regresar a su país meses después, habían estallado los combates en Damasco.

Vendió ese negocio y huyó a Jordania con su esposa, hijos y otros parientes. Luego llegó a Estados Unidos gracias a un programa de Naciones Unidas que ayuda a desplazados a reubicarse en otros países.

En la actualidad Alhanoun vive en Staten Island con su esposa e hijos, de 18, 17, 9 y casi 2 años.

De todos los lugares donde ha vivido, considera que es a los neoyorquinos a quienes más les gusta su comida. Conserva sus esperanzas en el futuro mientras construye una nueva vida en Estados Unidos.

Actualmente, sueña con un gran restaurante con cupo para muchas personas y un buen futuro para sus hijos.

“Espero que a la gente le guste mi comida”, dijo, “... y que los hijos estudien bien”.

___

Deepti Hajela está en: https://twitter.com/dhajela

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario