Radio y TV Martí 05 enero 2022

Propuesta de despidos en Radio y TV Martí levanta polémica en Miami

La Agencia Global de Medios de los Estados Unidos (USAGM), responsable de Radio y Televisión Martí, notificó al Congreso que prevé evaluar e implementar una reducción de plantilla en las emisoras federales que transmiten a Cuba

La Agencia Global de Medios de los Estados Unidos (USAGM), responsable de Radio y TV Martí, notificó al Congreso que prevé evaluar e implementar una reducción de plantilla en las emisoras federales que transmiten a Cuba, un tema que agita pasiones en el sur de la Florida y que de inmediato generó la reacción de los legisladores cubanoamericanos.

“USAGM está notificando al Congreso su intención de evaluar y potencialmente implementar una reducción de personal. La agencia está celebrando un acuerdo interinstitucional con la Oficina de Administración de Personal de EEUU para servicios de formación de la fuerza laboral, incluido el análisis para apoyar al liderazgo en alinear su visión con la estructura de la fuerza laboral futura”, dijo la agencia en una notificación al congreso obtenida por América TeVé.

Un portavoz de USAGM dijo a América TeVé que la agencia “continúa explorando todas las opciones para la reducción de costos sin comprometer la capacidad de lograr su misión” e indicó que trabajan hoy con un 23% menos de presupuesto con respecto al año anterior.

Radio y Televisión Martí, englobadas en la Oficina de Transmisiones hacia Cuba (OCB) han sufrido duros recortes presupuestarios bajo los gobiernos de Barack Obama y Donald Trump. El financiamiento federal a estas emisoras se ha ido reduciendo en los últimos años y se prevé que sólo cuente con $13 millones para 2022. La Oficina llegó a contar, en 2009, con un presupuesto de $34,9 millones de dólares.

Como resultado de los drásticos recortes, de los 87 contratistas que tenían las emisoras solo quedan 21 en funciones “vitales”, como el manejo satelital y la programación, pero incluso esos puestos también peligrarán tras los nuevos recortes, dijeron fuentes internas de Radio y Televisión Martí.

“Lo vemos como algo que nos desilusiona. Ya hemos perdido bastante gente con todo el asunto del COVID. Este asunto es obviamente un poco triste. Nosotros todos los días luchamos por llevar la verdad a Cuba, que es nuestra misión”, dijo Oscar Mora, empleado de Radio Martí y quien representa al sindicato de la emisora.

Embed

“Me gustaría que el gobierno norteamericano revise la institución de los Martí y que piensen que si hay recortes el régimen cubano va a estar celebrando que Martí tenga menos influencia en el país. Con cada reducción de presupuesto el régimen cubano gana un poquito más”, agregó.

Un documento interno enviado por la directora de Radio y TV Martí, Sylvia Rosabal, y al cual América TeVé tuvo acceso, muestra la precaria situación de las emisoras.

“Recientemente hemos visto la salida de varios de nuestros colegas contratistas, reducción de las horas de transmisión y la reubicación de nuestro personal de los pisos superiores a la sala de redacción y la planta baja. Tomamos estas y otras medidas en un esfuerzo por reducir los costos para afrontar las continuas restricciones financieras”, asegura el memo.

Creada en 1985, la OCB tiene como misión llevar información “libre y veraz” al pueblo de Cuba. Durante décadas su presencia fue vital para romper el monopolio informativo del régimen cubano. El gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro ha dedicado cuantiosos recursos a bloquear las ondas de Radio y Televisión Martí.

La Televisión, fundada en 1990, es prácticamente imposible de sintonizar en la isla, pero las emisoras han utilizado herramientas como las redes sociales para hacer llegar su programación a los hogares cubanos.

La empresa estatal de telecomunicaciones de Cuba, el único proveedor de internet en la isla, también bloquea el sitio web de Radio y Televisión Martí, por lo que los cubanos utilizan proxies anónimos para burlar la censura de la dictadura.

El régimen cubano siempre ha exigido el desmantelamiento de Radio y Televisión Martí como una condición sine qua non para normalizar sus relaciones con Estados Unidos.

Radio y TV Marti.png

Un nuevo contexto en Cuba

Los nuevos anuncios de despidos y recortes han levantado polémica en Miami, donde de inmediato los tres congresistas republicanos del sur de la Florida han condenado la medida.

“Estamos indignados de que la Administración Biden esté trabajando para imponer más recortes a la Oficina de Transmisiones a Cuba en un momento en que el pueblo cubano lucha por la libertad y los presos políticos permanecen encarcelados”, dijeron en una declaración compartida María Elvira Salazar, Mario Díaz-Balart y Carlos A. Giménez.

Cuba vivió en julio históricas manifestaciones donde decenas de miles de personas salieron a las calles reclamando libertad y respeto a los derechos humanos. En la isla actualmente hay más de 800 presos políticos y las relaciones con Estados Unidos se han deteriorado marcadamente, a pesar de la intención inicial del presidente Joe Biden de retomar el camino de diálogo con el régimen iniciado bajo el mandato del expresidente Barack Obama.

Los legisladores se mostraron sorprendidos porque la USAGM intente reducir el presupuesto de Radio y Televisión Martí mientras el gobierno incrementa gastos e intenta aprobar los paquetes de inversión social de billones de dólares.

“La Administración Biden y la mayoría demócrata deberían encontrar mayores soluciones y recursos para apoyar al pueblo cubano en sus aspiraciones democráticas, en lugar de buscar formas de aplastar a una agencia eficaz y pro-libertad encargada de proporcionar información confiable al pueblo cubano”, añadieron.

El senador Marco Rubio dijo que su oficina hará todo lo posible por impedir esta reducción presupuestaria.

“Es indignante que la administración Biden quiera recortar fondos para Radio y TV Martí, una fuente de información independiente en apoyo de la democracia y de los cubanos en la isla. Es una decisión vergonzosa, especialmente tras las históricas protestas del año pasado en Cuba”, aseguró el senador a América TeVé.

Fuente: Mario J. Pentón

Notas Relacionadas

Deja tu comentario