Mundo 02 diciembre 2021

Putin exige cumplir normas tras fatal explosión en mina rusa

MOSCÚ (AP) — El presidente ruso Vladimir Putin advirtió el jueves a funcionarios que respeten estrictamente las regulaciones industriales de seguridad, a raíz de la explosión la semana pasada en una mina de carbón que mató a 51 mineros y socorristas.

La poderosa explosión de metano en la mina de Listvyazhnaya, en la región suroccidental siberiana de Kemerovo, fue la más mortífera en una mina rusa desde 2010. Aún no se han recuperado todos los cadáveres.

Una investigación reveló numerosas violaciones de las normas de seguridad en la mina, incluyendo manipulación de los indicadores del nivel de metano al parecer para mantener la producción pese al peligro de explosión.

“De acuerdo con los datos preliminares, el accidente fue desatado por la violación de varios requerimientos de seguridad”, dijo Putin, y añadió que todas las minas de la región de Kemerovo serán inspeccionadas para verificar el cumplimiento de las normas de seguridad.

“Es inadmisible abusar y explotar del valor de las personas que bajan a las minas”, dijo Putin con tono sombrío. “Aquellos que ignoran y descuidan la seguridad de las personas y las someten a riesgos fatales en la búsqueda de ganancias deben enfrentar responsabilidad de acuerdo con la ley”.

El director de la mina Listvyazhnaya, otros dos administradores y dos inspectores de la agencia monitora estatal de tecnología fueron arrestados pendiente investigación. Están acusados de violar los requerimientos de seguridad industrial y pudieran enfrentar hasta siete años en prisión.

Funcionarios del orden dijeron que los trabajadores de la mina se habían quejado desde hace tiempo sobre el elevado nivel de metano. Las autoridades suspendieron el trabajo repetidamente en algunas de las secciones de la mina este año y emitieron multas de más de 4 millones de rublos (53.000 dólares) por violaciones de seguridad.

Un total de 285 mineros estaban bajo tierra en el momento de la explosión, que llenó la mina con humo tóxico. Un total de 239 personas fueron rescatadas poco después de la detonación y unas 100 requirieron asistencia médica.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario