Mundo 09 agosto 2020

Puerto Rico: Suspenden las primarias por falta de boletas

SAN JUAN (AP) — Puerto Rico se vio obligado el domingo a suspender parcialmente las votaciones en unas primarias afectadas por falta de boletas, ante lo cual algunos funcionarios pidieron la renuncia del presidente de la comisión electoral de la isla.

Se prevé que las primarias en los centros de votación que no habían recibido boletas al comenzar la tarde sean reprogramadas, mientras que las votaciones continuarían en los demás, señaló la comisión.

“Yo jamás había visto en suelo americano que se hiciera algo como se acaba de hacer aquí en Puerto Rico. Es una vergüenza para nuestro gobierno y para nuestro pueblo”, dijo Pedro Pierluisi, que compite con la gobernadora Wanda Vázquez para obtener la nominación del Partido Nuevo Progresista, el cual está a favor de la estadidad.

Por su parte, Vázquez dijo que la situación era desastrosa y exigió la renuncia del presidente de la comisión electoral.

“Habían hecho creer, no a los candidatos, pero al pueblo de Puerto Rico, que estaban preparados”, manifestó. “Hoy se evidenció lo contrario. Mintieron”.

Una junta federal de control que supervisa las finanzas de Puerto Rico emitió un comunicado en el que dijo que el proceso “disfuncional” de votación era inaceptable, y consideró que se debía a ineficiencia de la comisión electoral.

Esta situación sin precedentes se da en medio de un incremento en los casos de COVID-19 en Puerto Rico, una isla de 3,2 millones de habitantes que ha reportado más de 12.800 casos probables, más de 8.500 casos confirmados y al menos 274 muertes.

Gireliz Zambrana, un empleado federal de 31 años, se preocupaba por el número de personas reunidas en un centro de votación en la localidad de Río Grande, las cuales se apretujaban mientras aguardaban a que abriera.

“Estaban tratando de resguardarse del sol”, señaló, y dijo que él no pudo votar.

Thomas Rivera Schatz, presidente del Partido Nuevo Progresista —al que pertenece la gobernadora_, sostuvo una conferencia de prensa con el presidente del opositor Partido Popular Democrático y dijeron estar de acuerdo en que las votaciones que no pudieron efectuarse en las primarias deberían llevarse a cabo el 16 de agosto, una propuesta que Vázquez dijo respaldar.

Ambos partidos realizan sus elecciones primarias y los nominados ganadores estarán entre los seis candidatos a gobernador en las elecciones generales de noviembre.

Otros políticos pidieron desechar todas las primarias y volverlas a realizar en otra fecha.

Un incrédulo Schatz resaltó que aún había camiones con papeletas estacionados dentro de las instalaciones de la comisión mientras ellos ofrecían su conferencia de prensa.

“La pregunta es: ¿por qué no salieron?”, manifestó.

Se desconoce cuántos electores no pudieron sufragar ni cuántos centros de votación recibieron las boletas con retraso. Una vocera de la comisión dijo que el presidente de la misma no estaba concediendo entrevistas.

Para complicar aún más las cosas, Edgardo Román, presidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, le dijo a The Associated Press que no estaba claro cuáles alternativas son legalmente viables porque la ley electoral de la isla no es clara.

"No aborda este escenario", afirmó.

Al menos un elector interpuso una demanda contra la comisión y los funcionarios electorales de los dos partidos principales el domingo por la noche a través de la Unión Americana de Libertades Civiles.

Cientos de votantes frustrados que portaban mascarillas obligatorias y se aventuraron a salir a la calle a pesar de un repunte en los casos de COVID-19 fueron enviados de regreso a sus casas desde diversos centros de votación en distintas partes de la isla, luego de que las autoridades les dijeron que no había boletas.

La situación hizo enfurecer a electores y políticos de todas las facciones, quienes culparon a la comisión electoral de Puerto Rico y exigieron una explicación del porqué sólo había boletas en un puñado de centros de votación en la tarde.

“Esto es indignante, abusivo y un atentado a la democracia de nuestro país”, dijo Marcos Crus, alcalde del poblado norteño de Vega Baja, al que aún no llegaban las boletas.

En tanto, funcionarios de los dos principales partidos de la isla intentaban encontrar soluciones e instaban a los votantes a presentarse en las casillas que permanecían abiertas.

Yadira Pizarro, una profesora de 44 años, perdió la paciencia en un centro de votación cerrado en la localidad de Carolina donde había aguardado más de cuatro horas bajo un sol abrasador.

“No lo puedo creer. Esta negligencia es seria”, dijo.

Una de las contiendas seguidas más de cerca en los comicios del domingo es la del Partido Nuevo Progresista, donde se enfrentan dos candidatos que se desempeñaron como gobernadores interinos tras la crisis política del año pasado. Vázquez se mide a Pierluisi, quien fue el representante de Puerto Rico ante el Congreso federal entre 2009 y 2017.

Pierluisi fungió brevemente como gobernador después de la renuncia de Ricardo Rosselló en agosto de 2019 luego de una serie de protestas multitudinarias por la filtración de un chat repleto de obscenidades y por la corrupción en el gobierno. Pero la Corte Suprema de la isla decretó que Vázquez, en ese momento secretaria de Justicia, era la siguiente en la línea de sucesión para ocupar el cargo ante la ausencia de un secretario de Estado.

Por su parte, el principal opositor, el Partido Popular Democrático, que está a favor del estatus actual de Puerto Rico como territorio libre asociado de Estados Unidos, está realizando unas primarias por primera vez en sus 82 años de historia. Tres personas se postulan a la nominación del partido a la gobernación: la alcaldesa de San Juan, Yulín Cruz, conocida por sus diferencias públicas con el presidente Donald Trump tras el paso del huracán María; el senador por Puerto Rico Eduardo Bhatia; y Carlos Delgado, alcalde de la localidad noroccidental de Isabela.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario