Mundo 21 junio 2021

Presidente electo iraní descarta reunirse con Biden

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — El presidente electo de Irán asumió posturas intransigentes el lunes al rechazar categóricamente la posibilidad de reunirse con el presidente estadounidense Joe Biden o de ceder en el programa de misiles iraní y en el apoyo a milicias armadas en el Medio Oriente.

En sus primeros comentarios públicos desde su aplastante victoria electoral, hechos en conferencia de prensa, Ebrahim Raisi ofreció un panorama de lo que será la actitud iraní en el ámbito internacional los próximos cuatro años, en momentos en que el país entra en negociaciones para rescatar el acuerdo de 2015 según el cual Irán debe limitar sus actividades nucleares a cambio de un alivio de sanciones económicas.

La conferencia de prensa fue también la primera vez que el jefe de la judicatura fue increpado, en vivo por televisión, sobre su rol en la matanza masiva de prisioneros políticos en 1988, al final de la guerra Irak-Irán. Raisi no ofreció una respuesta específica sobre ese oscuro capítulo de la historia iraní, pero lucía confiado y desafiante al insistir en que es “un defensor de los derechos humanos”.

Detrás de una enorme cantidad de micrófonos, en su mayoría de medios iraníes o de países donde Irán tiene milicias aliadas, Raisi aceptó preguntas que fueron desde su opinión sobre las negociaciones nucleares hasta las relaciones con la rival Arabia Saudí. Lucía nervioso al comienzo, pero con el tiempo fue agarrando confianza, al hablar de sus promesas de campaña de promover la autosuficiencia económica de Irán y luchar contra la corrupción.

El clérigo de 60 años, protegido del líder supremo ayatolá Alí Jamenei, obtuvo cerca del 62% de los 28,9 millones de votos en las elecciones del viernes, pese a la menor concurrencia a las urnas en la historia de la República Iraní. Millones boicotearon los comicios al considerarlos parcializados hacia Raisi luego que una comisión leal a Jamenei descalificó a candidatos reformistas o aliados del presidente Hassan Rouhani, considerado más moderado. En la provincia der Teherán la concurrencia fue de apenas 34%, la mitad de otras elecciones previas.

En cuanto a las negociaciones sobre el acuerdo nuclear, Raisi prometió salvarlo a fin de obtener alivio de las sanciones que han devastado a la economía nacional. Pero descartó la posibilidad de limitar las capacidades misilísticas del país o de reducir el apoyo a las milicias regionales, temas considerados por Washington como defectos del pacto. “Eso no es negociable”, indicó.

La flota de aviones de combate que tiene Irán es de antes de la Revolución Islámica de 1979, por lo que el país se vale de misiles para estar al nivel de sus vecinos árabes, que han adquirido enormes arsenales en años recientes. Los misiles iraníes tienen un rango de 2.000 kilómetros (1.240 millas), capaces de alcanzar cualquier punto en el Medio Oriente, incluyendo bases estadounidenses en la región.

Además, Irán da respaldo a milicias afines como los hutis en Yemen o el grupo Hezbollah en el Líbano para contrarrestar a sus rivales regionales.

Cuando se le preguntó sobre un posible encuentro con Biden, respondió secamente: “No”, sin dar detalles y permaneciendo con expresión seria. Su rival en las elecciones, Abdolnasser Hemmati, de tendencia moderada, había asomado la posibilidad de reunirse con el mandatario norteamericano.

La Casa Blanca no ha comentado al respecto.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario