EEUU04 octubre 2019

Pocos republicanos expresan inquietud por acciones de Trump

WASHINGTON (AP) — La mayoría de los líderes republicanos se han mantenido callados o han apoyado la petición pública del presidente estadounidense Donald Trump para que otro gobierno extranjero, China, investigue a un adversario político, mientras que una pequeña parte expresó preocupación de que el mandatario estaba tratando de reclutar a una potencia rival para su campaña de reelección.

Varios líderes republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado no pronunciaron palabra el viernes mientras Trump intensificaba la controversia que ha provocado una investigación de juicio político y ha trastocado otra norma de la política estadounidense.

Una injerencia extranjera en las elecciones presidenciales ha sido vista desde hace tiempo como una amenaza a la soberanía de Estados Unidos y a la integridad de su democracia, y solicitar ayuda extranjera durante unos comicios es ilegal.

Pero Trump encontró apoyó en su disposición para desafiar abiertamente esa práctica. El vicepresidente Mike Pence dejó claro que apoyaba al mandatario y que cree que está planteando cuestiones “adecuadas”. Otros de sus aliados estuvieron de acuerdo.

“No creo que haya algo inapropiado en hacer eso”, comentó el senador republicano Ron Johnson, presidente de la Comisión de Seguridad Nacional, sobre la petición de Trump para que China investigue los acuerdos comerciales de Hunter Biden, hijo del precandidato demócrata a la presidencia Joe Biden.

El viernes por la mañana, el senador Mitt Romney disintió: “Según parece, la solicitud descarada y sin precedentes del presidente a China y Ucrania para que investiguen a Joe Biden está mal y es abominable”.

“Cuando el presidente estadounidense Trump señala a China para investigar a su adversario político en medio del proceso de nominación demócrata, es difícil creer que eso no está motivado políticamente”.

Romney y el senador Ben Sasse parecían ser los únicos republicanos que expresaron públicamente sus inquietudes. Sasse dijo en un comunicado al periódico Omaha World-Herlad: “Los estadounidenses no buscan a los comunistas chinos por la verdad. Si el chico Biden quebrantó las leyes al vender su nombre a Beijing, eso es una cuestión de los tribunales estadounidenses, no de los tiranos déspotas que operan campamentos de tortura”.

___

Riccardi informó en Denver. Los periodistas de The Associated Press Scott Bauer en Madison, Wisconsin; Sara Burnett en Chicago; Jonathan J. Cooper en Phoenix; Scott McFetridge en Des Moines, Iowa; Lindsay Whitehurst en Salt Lake City, y Gary D. Robertson en Raleigh, Carolina del Norte, contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario