Deportes 10 julio 2020

Peloteros prueban cómo será una campaña sin público

Los peloteros tienen ahora la oportunidad de probar cómo se verá su estadio, sin un solo fanático en el graderío, tal como ha lucido en la última semana, desde que se pusieron en marcha los entrenamientos.

Y sí, es muy extraño.

“Surrealista... Simplemente sentarte detrás del plato en un estadio de las Grandes Ligas, con peloteros de las mayores en el campo y sin nadie más”, dijo el jueves el gerente general de los Cerveceros de Milwaukee, David Stearns. “Ocasionalmente, ves eso en un parque pequeño, donde no hay medios ni cámaras. Pero es muy raro ver a Christian Yelich en la caja de bateo, en un parque de las mayores que está vacío”.

El béisbol reanudó sus prácticas la semana pasada, luego que la pandemia de coronavirus impidió concluir siquiera la pretemporada. Los equipos han comenzado a intensificar sus entrenamientos como preparativo para una campaña abreviada a 60 juegos, que se inaugurará el 23 de julio.

La temporada arrancará sin fanáticos en el graderío, y seguirá así en tanto no mejore sustancialmente la situación de las infecciones de coronavirus en el país.

“Recordaremos esta temporada y haberla jugado durante mucho tiempo, porque hay estas sensaciones muy inusuales que experimentaremos cuando veamos juegos así”, comentó Stearns. “En términos del juego real y de la forma en que se desarrolle, creo que será un béisbol normal”.

Los Medias Rojas de Boston tratarán de que el ambiente se asemeje un poco más al normal. Experimentarán con un efecto de sonido de ovaciones del público, tal como se hizo en las ligas de Taiwán y Corea del Sur.

“Ojalá que no todo esté tan quieto. Hoy sí hay mucho silencio”, expresó el manager Ron Roenicke. “Pienso que simplemente vamos a hacer adaptaciones constantes y vamos a idear cosas".

UMPIRE POLÉMICO

El umpire Joe West fue blanco de una oleada de críticas al comienzo de esta semana, luego de señalar que no creía que todas las muertes atribuidas al COVID-19 se debieran en realidad a ese padecimiento.

La Asociación de Umpires del Béisbol de las Grandes Ligas se deslindó de los comentarios, mediante un comunicado emitido el jueves.

“Los comentarios públicos recientes sobre la pandemia actual de coronavirus no reflejan en modo alguno la posición de la Asociación”, reza el documento. “Nuestra nación y nuestro mundo han sufrido grandemente por este mortífero virus. En medio del sufrimiento continuo, los umpires intentamos hacer nuestra parte para llevar el gran deporte del béisbol de vuelta al terreno y a los hogares de todos los fanáticos”.

POSEY SIGUE FUERA

Buster Posey, receptor de los Gigantes de San Francisco, se ausentó de los entrenamientos por segundo día consecutivo y por tercero en general, mientras lidia con un problema personal.

El fin de semana pasado, Posey dijo que tenía algunas reservas sobre si jugaría este año en medio de la pandemia. El manager Gabe Kapler no dijo si el cátcher ha aclarado si esas dudas son el motivo de su ausencia.

“Buster trabaja todavía para resolver un asunto personal. Quiero respetar su privacidad”, indicó Kapler.

JONRÓN DE CÉSPEDES

Yoenis Céspedes sacudió un cuadrangular de dos carreras ante Seth Lugo durante un interescuadras de los Mets en el Citi Field. En vez de trotar por las bases cuando la pelota cayó al otro lado de la cerca, el cubano simplemente volvió a la cueva.

El toletero de 34 años se perdió toda la campaña anterior y buena parte de la actividad de 2018 por una serie de lesiones. Se sometió a cirugías en ambos talones y luego se fracturó un tobillo al caer en su finca de Florida.

Céspedes, dos veces elegido al Juego de Estrellas, dijo en febrero que confiaba en estar listo para jugar finalmente este año. Ha lucido saludable y peligroso en la caja de bateo desde el viernes, cuando se abrió el campamento.

Al parecer, lo único que le queda por demostrar es si puede correr a toda velocidad.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario