ONU 16 octubre 2018

Castristas intentan sabotear la campaña de EEUU en la ONU por los presos políticos en Cuba

Diplomáticos simpatizantes del régimen, liderados por la delegación cubana, boicotearon una sesión en la ONU impulsada por el Gobierno de EEUU por la liberación de los presos políticos en la Isla.

A lo largo de las distintas presentaciones se escuchaban gritos de "fuera de la ONU" y "viva Cuba", así como otras frases que intentaban silenciar a los oradores.

"Queremos agradecer a la delegación cubana por demostrar exactamente de lo que estamos hablando acá", dijo antes de terminar la sesión Michael G. Kozak, de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado de los EEUU, que moderaba el panel.

La delegación cubana, que había pedido a Naciones Unidas la cancelación del evento después de quejarse de que violaba las normas de la organización, se presentó finalmente en la sala e impidió que la cita se desarrollase de forma normal.

Carlos Quesada, director ejecutivo del Instituto Raza e Igualdad, invitado por la misión de EEUU ante la OEA al lanzamiento de la campaña, describió lo ocurrido como "un mitin de repudio" en toda regla.

Embed

La institución que dirige hizo una presentación de cómo funciona el sistema de justicia en Cuba. "Hablamos sobre eso básicamente", precisó a DIARIO DE CUBA.

"Desde el inicio el Gobierno cubano nos hizo un mitin de repudio en las instalaciones de Naciones Unidas", condenó.

"Durante todas las intervenciones no se permitió hablar (con normalidad) a nadie, todavía nos estamos recuperando de dos horas de mitin de repudio", lamentó.

"La mayoría eran funcionarios cubanos, pero también se sumaron diplomáticos de otros países. No hubieran podido gritar como estaban gritando, solos, los delegados de Cuba", relató.

Quesada confirmó que todos hablaron como estaba planificado, "pese a los esfuerzos del Gobierno cubano por distorsionar el evento".

Según el director ejecutivo de Raza e Igualdad, arengaban contra "el embargo, en contra del Gobierno de los EEUU, hablando de los problemas de derechos humanos en EEUU".

"No tienen la capacidad para dialogar y ante cualquier crítica es el ataque", señaló.

Según un reporte del canal multinacional Telesur, miembros de Seguridad de la ONU sacaron del reciento a miembros de la que el régimen cubano presenta como su "sociedad civil", que intentaban sumarse al boicot de la misión oficial.

Tras la presentación de la iniciativa en favor de la liberación de los presos políticos en Cuba, la embajadora Kelley E. Currie, representante de EEUU en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, dio la palabra a Kozak, quien moderó la discusión, que incluyó al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Además de Quesada, expusieron sus presentaciones el exprisionero político Alejandro González Raga, y otros, como Miriam Cardet, hermana del líder opositor Eduardo Cardet, que habló sobre el uso continuado de la detención arbitraria y los cargos engañosos para silenciar al pueblo por parte del régimen cubano.

González Raga, quien se refirió a su experiencia como condenado en la Causa de los 75 durante la conocida como Primavera Negra , identificó como "el primer éxito de esta campaña" la excarcelación del activista de la Unión Patriótica de Cuba Tomás Núñez Magdariaga, tras más de 60 días en huelga de hambre.

"Para los presos políticos pedimos solidaridad, pero no es suficiente. Hay que asumir un compromiso con la exigencia al Gobierno cubano en materia de derechos humanos; que admita el acceso de organizaciones internacionales a las instituciones carcelarias sin reservas; y, especialmente, que derogue inmediatamente de su legislación aquellos aspectos que le permiten encarcelar la discrepancia, sin la más mínima garantía procesal, sin apego al debido proceso", señaló.

Fuente: martinoticias.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario