Mundo 23 mayo 2022

Ola de calor en sur de Asia es "preludio de lo que vendrá"

NUEVA DELHI (AP) — La devastadora ola de calor que ha asfixiado a la India y Pakistán en los últimos meses probablemente fue agravada por el cambio climático y es un indicio del futuro de la región, según un estudio publicado el lunes por científicos internacionales.

El grupo World Weather Attribution analizó datos meteorológicos históricos que dejan entrever que las olas de calor tempranas y prolongadas que afectan a una zona geográfica masiva son acontecimientos raros que ocurren una vez cada siglo. Pero el nivel actual de calentamiento global, provocado por el cambio climático causado por el hombre, ha hecho que esas olas de calor tengan 30 veces más probabilidades de ocurrir.

Si la temperatura mundial promedio aumenta 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales, entonces olas de calor como ésta podrían ocurrir dos veces en un siglo y hasta una vez cada cinco años, dijo Arpita Mondal, una climatóloga del Instituto Indio de Tecnología en Mumbai, que formó parte del estudio.

“Esto es una señal de lo que está por venir”, dijo Mondal.

Los resultados son conservadores: Un análisis publicado la semana pasada por la Oficina Meteorológica de Gran Bretaña señaló que la probablidad de que ocurriera la ola de calor se incrementó 100 veces gracias al cambio climático, y que es probable que tales temperaturas abrasadoras reaparezcan cada tres años.

El análisis de World Weather Attribution es diferente, ya que trata de calcular cómo aspectos específicos de la ola de calor, tales como la duración y la región afectada, se hicieron más probables por el calentamiento global. “El resultado real se sitúa probablemente entre el nuestro y el de la Oficina Meteorológica (de Gran Bretaña) en relación a qué tanto el cambio climático provocó que este evento se incrementara", dijo Friederike Otto, climatóloga del Imperial College de Londres, que también participó en el estudio.

En lo que hay total certeza es en la devastación que ha causado la ola de calor. India sufrió el marzo más caluroso del país desde que comenzaron a llevarse registros en 1901, y abril fue el más caluroso registrado en Pakistán y partes de la India. Los efectos han sido generalizados y en cascada: Un glaciar se reventó en Pakistán, provocando inundaciones río abajo; el calor prematuro calcinó las cosechas de trigo en la India, lo que la obligó a prohibir las exportaciones a países que sufren escasez de alimentos debido a la guerra en Ucrania; y también provocó un aumento prematuro en la demanda de electricidad en la India que mermó las reservas de carbón, lo que generó una grave escasez de energía que afectó a millones de personas.

Y también está el impacto sobre la salud humana. Al menos 90 personas han muerto en las dos naciones, pero el insuficiente registro de defunciones de la región significa que probablemente la cifra real sea mayor. El sur de Asia es el más afectado por el estrés térmico, según un análisis de The Associated Press de un conjunto de datos publicado por la escuela del clima de la Universidad de Columbia. Tan sólo en la India vive más de un tercio de la población mundial que habita en zonas de calor extremo.

Los expertos coinciden en que la ola de calor subraya la necesidad de que el mundo no sólo combata el cambio climático reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que también se adapte a sus efectos nocivos lo antes posible. Los niños y los ancianos son los que corren más riesgos ante el estrés térmico, pero su impacto también es desmesurado para los pobres, que podrían no tener acceso al aire acondicionado o al agua, y que a menudo viven en barriadas sobrepobladas que son más calurosas que los vecindarios con más recursos económicos y más áreas verdes.

Rahman Alí, un trapero de 42 años de un suburbio del este de Nueva Delhi, gana menos de 3 dólares al día recogiendo los residuos de las casas de la gente y examinándolos para separar lo que se pueda vender. Es un trabajo agotador, y su casa con techo de hojalata en un barrio densamente poblado ofrece poco alivio del calor.

”¿Qué podemos hacer? Si no trabajo... no comeremos”, dice este padre de dos hijos.

Algunas ciudades indias han intentado encontrar soluciones. La ciudad occidental de Ahmedabad fue la primera del sur de Asia en diseñar un plan contra la ola de calor para su población de más de 8,4 millones de habitantes, allá por 2013. El plan incluye un sistema de alerta temprana que les indica a los trabajadores de salud y a los residentes que se preparen para las olas de calor; faculta a los gobiernos a mantener los parques abiertos para que la gente pueda refugiarse bajo su sombra, y proporciona información a las escuelas para que puedan ajustar sus horarios.

La ciudad también ha tratado de “enfriar” los tejados al experimentar con diversos materiales que absorben el calor de forma diferente. Su objetivo es construir tejados que reflejen el sol y reduzcan las temperaturas interiores mediante el uso de pintura blanca reflejante o materiales más baratos como la hierba seca, dijo el doctor Dileep Mavalankar, que dirige el Instituto Indio de Salud Pública en la ciudad occidental de Gandhinagar y ayudó a diseñar el plan de 2013.

La mayoría de las ciudades indias están menos preparadas y el gobierno federal de la India está trabajando ahora con 130 ciudades de 23 estados propensos a las olas de calor para que desarrollen planes similares. Este mes, el gobierno federal también pidió a los estados que sensibilizaran a los trabajadores de salud sobre la gestión de las enfermedades relacionadas con el calor y garantizaran la disponibilidad de bolsas de hielo, sales para rehidratación y aparatos de aire acondicionado en los hospitales.

Pero Mavalankar, que no participó en el estudio, hizo notar la falta de advertencias del gobierno en los periódicos o en la televisión para la mayoría de las ciudades indias, y dijo que los gobiernos locales simplemente no “han despertado ante el calor”.

___

El Departamento de Salud y Ciencia de The Associated Press recibe el apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable de todo el contenido.

___

La cobertura climática y ambiental de Associated Press recibe el apoyo de varias fundaciones privadas.

Fuente: Associated Press

Notas Relacionadas

Deja tu comentario