Deportes 07 septiembre 2021

NFL 2021: El campeón está en la NFC, pero la AFC supera

NUEVA YORK (AP) — Los Buccaneers son los campeones vigentes y los Packers tienen aspiraciones al título.

Pero el resto de la NFC es muy mediocre al compararla con la AFC.

Basta considerar a los Chiefs, Bills, Ravens, Browns, Steelers, Titans, Colts, Dolphins, Patriots y Chargers. Todos entran en las menciones de candidatos al Super Bowl, con Kansas City, Buffalo, Baltimore y Cleveland un escalón arriba del nutrido pelotón.

En el otro bando, cuesta identificar a alguien para tomar en serio en el Este de la NFC o el Norte (salvo Green Bay). Si bien el Oeste de la NFC es fuerte y tendrá un reñida lucha, sus cuatro miembros — Rams, Seahawks, 49ers y Cardinals — suscitan muchas interrogantes. Caso contrario con los Bucs, que mantuvieron casi intacto su plantel — algo muy raro para un campeón del Super Bowl, incluso con Tom Brady de quarterback — y los Packers.

“Uno quiere que la ruta al Super Bowl, la ruta hacia donde queremos llegar, sea la más dura posible”, dijo el safety de los Titans Kevin Byard. “Creo que es algo para sentirnos orgullosos, y que también nos tenga alerta de que hay mucha competencia por el campeonato de la AFC o solo el Super Bowl. Tendremos que fajarnos todos los días y no tomar ningún día a la ligera".

El safety de los Browns John Johnson III, quien saltó de conferencias esta campaña al firmar como agente libre con Cleveland tras cuatro años con los Rams, lo ve así:

“Tienes a candidatos de mucho peso, incluso en nuestra propia división. Te fijas en Buffalo y Kansas City y no sabes quién más podría salir vivo de la división de Kansas City. Denver podría salir vivo, y creo que es bastante competitivo, y es un juego diferente".

Un juego diferente en todos los sentidos, dado que la pandemia de COVID-19 no ha desaparecido y será un factor competitivo en la primera temporada de 17 partidos en la historia de la NFL.

Los jugadores vacunados tienen la libertad de poder seguir sus vidas con normalidad — al menos por ahora — a diferencia de los no vacunados. Más de los 93% de los jugadores se han inoculado, pero es muy fácil producirse un brote — como le ha pasado a los Titans y Cowboys durante la pretemporada.

“El sustento de mucha gente está de por medio en cuanto a empleos", dijo el entrenador en jefe de los Bills Sean McDermott. Buffalo es uno de los equipos con uno de los registros más bajos de vacunación entre los 32 de la liga. “Poder contar con el personal es importante, así que cuando le toca navegar una semana — si esta fuera una semana real — y tener jugadores descartados como nos pasó, eso complica la tarea de ganar juegos”.

Las lesiones, desde luego, serán un factor clave. Siempre lo son. Una de las más dañinas la pasada temporada fue la que afectó el tobillo del quarterback de Dallas Dak Prescott. Ha arrastrado molestias en el hombro este verano, por lo que la atención estará enfocada en él cuando los Cowboys pongan en marcha la temporada en el feudo de Tampa Bay,

Y, desde luego, el mariscal de campo de 44 años de edad de los Buccaners también.

Siete entrenadores debutan al mando de equipos, Urban Meyer en Jacksonville como el más destacado tras su brillante trayectoria a nivel universitario. Cuatro asumen las riendas en equipos que se perfilan para ser de los peores en la liga: Nick Sirianni con los Eagles, Robert Saleh con los Jets, Dan Campbell con los Lions y David Culley con los Texans, y el único afroestadounidense que fue contratado al abrirse siete vacantes. Además, Arthur Smith toma la batuta con los Falcons y Brandon Staley con los Chargers.

El entusiasmo de Meyer con el arranque de la campaña es palpable.

“Esto es casi lo máximo porque no recuerdo salir con todo el talente y con un joven quarterback", dijo. “Ciertamente hay mucho de por medio, pero me gusta nuestra situación”.

La liga contempla volver a Londres para un par de partidos este año tras ausentarse la pasada temporada: Jets vs. Falcons y Dolphins vs. Jaguars en octubre.

Y otro detalle muy notable en el calendario. El Super Bowl en Los Ángeles se jugará más tarde que nunca, el 13 de febrero — en medio de los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing.

Para entonces, la AFC tendrá despejado a su representante. No se sorprende si el ganador de esa conferencia se cite con Brady y los Bucs o Aaron Rodgers y los Packers.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario