Netflix 11 octubre 2021

El Juego del Calamar: estos son los errores más curiosos de la serie de Netflix

Usuarios en redes sociales destacaron los fallos en la continuidad y subtitulado

El Juego del Calamar va rumbo a convertirse en la serie más exitosa de todos los tiempos en Netflix, pero eso no la blinda frente a algunos errores de continuidad.

Varios usuarios en redes sociales han registrado estos fallos, que aunque no afectan mucho al desarrollo de la producción, sí se notaron.

Creada y dirigida por el surcoreano Hwang Dong-hyuk, la serie se estrenó en Netflix el 17 de septiembre. Trata sobre personas necesitadas de dinero que arriesgan su vida por un premio de 45.6 mil millones de wones.

El juego de niños termina en un baño de sangre, con el terror y la tensión en su máximo punto.

Pero, ¿cuáles son los principales errores de la serie de Netflix? Vamos a verlos.

Errores de continuidad en El Juego del Calamar

La tiktoker @Liryonni destaca algunos de los fallos en El Juego del Calamar:

Participantes que cambian: aparecen con un número y luego el mismo número lo tiene otra persona, incluso de un género distinto.

Una persona que trabaja desde 1897 en una fábrica de vidrio, un claro fallo en el tiempo.

Top “scrert” en un sello que debe llevar el de Top Secret.

Cambian la forma del paraguas, hacia uno más elaborado.

El teléfono de una de las participantes es un Samsung S7 que pasa a ser un S3 en una escena siguiente.

Un protagonista que está comiendo en una escena, pero no llega a tocar su comida.

Todo lo resalta en este video resumen:

Otro fanático de la serie, Jordi Juanes, destaca que cambia la cantidad de participantes luego de una competencia.

https://twitter.com/Jordialfb/status/1443259043397742593

Los fallos también están en los subtitulados

Y en la BBC resaltaron que existen errores de subtitulado que le restan peso a algunos diálogos. Los descubrió la traductora Youngmi Mayer, experta en el idioma coreano.

“Los subtítulos en inglés son tan malos que el significado original a menudo se pierde”, indica el reporte de la BBC.

De acuerdo con Mayer, en su cuenta de Twitter, “los diálogos están muy bien escritos, pero se consevó cero de ellos en los subtítulos”. Y hace la salvedad: no se trata únicamente de la traducción del coreano al inglés, sino en el subtitulado para coreanos, que puede servir para personas sordas.

En uno de ellos, una personaje trata de convencer a la gente de que jueguen con ella. El subtítulo dice: “No soy una genio, pero aún así lo conseguí”.

Pero según Mayer, lo dicho es “Soy muy inteligente, simplemente nunca tuve la oportunidad de estudiar”.

La experta destaca que “las fallas en las metáforas, y lo que los escritores estaban tratando de decir realmente, todavía están bastante presentes”.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario