NBA 27 mayo 2021

La NBA tiene doble rasero a la hora de impartir su justicia

La NBA, con su vocero LeBron James a la cabeza, se ha convertido en el brazo deportivo del movimiento radical Black Lives Matter

Pero esos reclamos por justicia social e igualdad racial se desploman de un solo golpe, cuando a la liga le toca impartir “su” justicia.

Esta semana se supo que LeBron violó los protocolos de Covid-19 establecidos por la NBA, para asistir a un evento promocional de una compañía de tequila.

Pero más allá del hecho, la liga decidió pasarlo por alto y anunció que no castigaría al todopoderoso jugador de Los Angeles Lakers.

Pero no habían pasado 48 horas de esa noticia, cuando por la misma causa de violar los protocolos del Covid-19, la NBA impuso una multa de 50 mil dólares al lituano Kristaps Porzingis por visitar un club de strippers.

Encima de ese hipócrita doble rasero a la hora de impartir justicia, la NBA tuvo la desfachatez de justificar por qué sancionó a Porzingis y miró hacia otro lado en el caso de James.

“Si bien entendemos la inclinación a comparar este incidente con las violaciones del protocolo por parte de otros jugadores, incluido LeBron James, esos hechos son muy diferentes. LeBron asistió brevemente a un evento al aire libre relacionado con una actividad comercial individual donde todos debían vacunarse o devolver una prueba de Covid negativa. La liga revisa cada posible violación del protocolo caso por caso, y determina las cuarentenas e impone medidas disciplinarias en función de los hechos y circunstancias individuales de cada asunto”.

¿Y después la NBA se pregunta por qué los ratings televisivos siguen en picada?

La respuesta es simple: por cosas como estas, porque la gente está harta de ver a multimillonarios erigiéndose en paladines de una farsa que ni ellos mismos entienden, pero, ¡ay! de quien les toque sus bolsillos repletos.

Fuente: Redacción de www.americateve.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario